Última Instancia: La Agricultura en Chihuahua

November 6, 2015

El sector agrícola, es una rama del sector agropecuario cuya principal función es proveer de insumos a la industria alimentaria mundial. Sin embargo el intervencionismo del Estado ha politizado el entorno y ha causado estragos en la economía agrícola, lo cual genera descontento social.

Vemos en Chihuahua constantes protestas de diferentes grupos de agricultores de distintas regiones del estado contra dependencias gubernamentales, sin embargo sus demandas, en apariencia válidas, tienen un trasfondo político. Los líderes utilizan a los agremiados para lograr posiciones en épocas de efervescencia política y se apresuran por llamar la atención para no quedar fuera del presupuesto gubernamental.

Hay todo tipo de quejas, por los costos de insumos, fertilizantes, diésel, electricidad, agroquímicos, etc. Las peticiones en apariencia son legítimas, pero el problema radica en las propuestas de solución, que principalmente estriban que “papá gobierno” le meta dinero al problema, a través de subsidios, que impactan a nuestro maltrecho presupuesto y alargan el problema.

Los campesinos piden, en última instancia, la entrada en un mercado libre que sea competitivo en el costo de sus insumos de producción, tales como semillas, fertilizantes, plaguicidas, energía eléctrica, infraestructura hidráulica, y sobre todo, mercados libres de tiburones que comercializan los productos a

precios bajos al productor.

Al respecto, muchos líderes campesinos prefieren mantener la problemática viva, en lugar de ayudar a liberar a los productores agrícolas de las múltiples trabas que sufre su productividad y competitividad. El intervencionismo del Estado no ayuda a resolver el problema y en realidad es una parte esencial del mismo.

La solución del problema es el acceso al libre mercado de insumos a precios competitivos. La triste realidad, es que esto no se da debido a un falso nacionalismo. Los líderes campesinos se oponen a la inversión extranjera en las cadenas productivas del campo, y al hacer esto, al entrono de libre comercio internacional en el que México se encuentra. Esto hace que Mexico pierda su ventaja competitiva, cuando podría ser líder en exportación de productos agrícolas.

 

¿Qué podemos hacer para evitar estos círculos viciosos?:

· Debemos impulsar costos bajos de insumos agrícolas, tales como fertilizantes diésel, electricidad, agroquímicos, etc. Esto se puede obtener a través de la liberalización de las importaciones de gasolina y diésel que se encuentran monopolizadas por PEMEX a precios que no tienen relación con los costos de compra de dicho combustible en el vecino estado de Texas. Mediante la aceleración de las etapas transitorias de la reforma energética, se pueden establecer importadores privados, aún los propios productores del campo, que pudieran adquirir estos insumos a precios justos y no a los precios inflados que establece

PEMEX.

Asimismo, los productores del campo se pueden liberar del yugo de los precios de la energía eléctrica de la CFE, a través del establecimiento de cooperativas de producción de energía eléctrica para el campo, mediante la instalación de micro plantas generadoras de electricidad que puedan operar con gas LP importado directamente por los propios productores, y a la larga abastecerse del gas natural que será transportado por los gasoductos en proceso de construcción. También se pueden establecer cooperativas hidroeléctricas usando los recursos hidráulicos del Estado.

· El establecimiento de nuevas plantas petroquímicas para producción de fertilizantes con capital privado puede ser una opción en donde participen los propios productores del campo.

· La activación del libre comercio, con otros países para que los agricultores puedan importar maquinaria, e implementos agrícolas, tractores de cualquier país. Que los agricultores puedan importar fertilizantes de cualquier país sin trabas arancelarias por ejemplo: fosfatos de Marruecos, potasio de Bielorrusia, y Etiopia.

· La construcción de vasos de almacenamiento para los tiempos de intensa sequía.

· Exigir la construcción de la presa Villalba, y otras presas en un tiempo breve.

El resultado de lo anterior, y muchas otras reformas estructurales para el campo, que estén libres de prejuicios políticos y manipulaciones electorales, tendría como efecto el reducir los costos de operación a los agricultores chihuahuenses.

No se debe pedir precios bajos de electricidad, insumos, energéticos y al mismo tiempo darle más poder a las empresas de estado que son las causantes de sus males.

No se vale pedir el mismo costo de los productores americanos y luego oponerse al libre comercio. Parafraseando una máxima en francés que dice (on ne peut pas avoir, le beurre, l’argent du beurre, et la crémière au même temps), que se traduce en “no se puede tener al mismo tiempo la mantequilla, el dinero de la mantequilla y la lechera sin hacer algún sacrificio”, por lo que se necesitan desarrollar para el campo mexicano y específicamente para el chihuahuense, soluciones integrales, creativas y modernas, y de una vez por todas, liberarnos de las manipulaciones políticas en donde nada más ganan los líderes sin escrúpulos.

Please reload