Pléyade de Independientes en Chihuahua

February 4, 2016

 

Lo dije en esta Columna la semana pasada. Hay una fiebre verdadera, una moda muy interesante, relativa a las candidaturas mal llamadas independientes, debiéndose llamar candidaturas apartidistas. En Ciudad Juárez son seis o siete los que se lanzan por la vía apartidista, en la ciudad de Chihuahua dos o tres.

 

Creo que la reforma política que fue impulsada fuertemente por el PAN está dando frutos. Por un lado, hemos despertado una gran efervescencia política por parte de ciudadanos con inquietudes políticas, que no han encontrado un cauce adecuado a través de la vía partidista. Por el otro, los partidos políticos se han abierto para ofrecer candidaturas que sin este entorno de fuerte competencia no podría suceder. Así tenemos el caso de la Sra. Victoria Caraveo en Ciudad Juárez, que aunque en el pasado militó en el PAN, si no se hubiera dado el entorno de las candidaturas independientes, jamás el PAN la hubiera invitado como candidata externa a la Alcaldía.

 

En el entorno de la candidatura a Gobernador del Estado, creemos que el PAN se puede inclinar a salir de la tradición de escoger entre los múltiples aspirantes que se pudieran considerar como más vistos, que constantemente han estado participando en todo tipo de comicios, dando una cara más fresca y cercana a la ciudadanía.

 

No obstante estos aspectos positivos de las candidaturas independientes, las mismas también pueden representar la amenaza más grande para la consolidación de nuestra democracia, si las mismas se usan para manipular los procesos electorales con el fin de dividir y hacer disrupción en la oposición.

 

Debemos siempre estar alertas a esta amenaza e identificar lo genuino de la intención de los candidatos independientes, que no vayan a ser simples esquiroles del PRI.

 

En una visión positiva, es indispensable que esta dispersión nociva del voto de la oposición al PRI sea cabalmente comprendida por todos los candidatos que actúan de buena fe, a fin de que se acuerde que en un momento dado del desarrollo de las campañas, haya un acuerdo de unidad en torno al opositor que vaya más arriba en la intención del voto. Esto debe ser consensuado en el menor tiempo posible y verse con grandes dosis de humildad y solidaridad ciudadana, ya que de lo contrario, tanto los partidos de oposición verdadera como los candidatos independientes, serán en sí mismos la razón por la cual el PRI quede afianzado en las elecciones.

 

También considero riesgoso que hubiere únicamente un acuerdo entre los candidatos independientes en apoyar al candidato independiente que estuviere delante de los demás en un acordado lapso, haciendo a un lado a los candidatos postulados por los partidos políticos, porque simplemente añadiría una opción más a la oposición, dispersando el voto de la misma.

 

Considero muy arriesgado y difícil apostarle a la posibilidad de que el voto en favor del independiente se diere superando al conjunto de las preferencias en favor de los abanderados del PRI y del PAN conjuntamente, como sucedió en el Estado de Nuevo León. Pero si así fuere, lo ideal sería que el abanderado del PAN se excluyera del proceso para apoyar al independiente.

 

Esta historia está por verse, lo que suceda en el Estado de Chihuahua a nivel municipal ante el advenimiento de las candidaturas independientes que logren obtener su registro, y a nivel estatal, si Barraza logra su registro, puede dar la pauta, inclusive a nivel nacional, de cómo se deberán de manejar las candidaturas independientes en el 2018 para la Presidencia de la República.

 

Jorge Castañeda quien hizo este primer experimento fallido por habérsele negado el registro de candidato independiente a la Presidencia de la República, pero que interpuso la demanda y la ganó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, apoya fuertemente el que exista en el 2018 una sola candidatura independiente, que creo difícil que se logre, porque el PRI está aprendiendo a utilizar a esta figura con el fin de dispersar el voto opositor, convirtiéndose en una arma más a su disposición, aprovechándose de la candidez de los ciudadanos en este sentido.

 

Por esto, es indispensable que la oposición verdadera, con plena responsabilidad ciudadana, se unifique en torno a llegar a acuerdos tendentes a unificar la misma hacia un solo candidato de la oposición, sea este partidista o no-partidista, y desenmascarar a los falsos profetas independientes o partidistas, que únicamente están contendiendo para dispersar el voto de la oposición.  

Please reload