Realidad Economica

February 12, 2016

Continúa la postura del gobierno que sostiene que tenemos una economía sólida, pero destaca que choca con la percepción de la gente.

¿Por qué para los funcionarios no debemos preocuparnos mientras que las quejas sociales van en aumento?

Tal vez la respuesta está en lo que ven unos y otros.

El gobierno ve estabilidad macroeconómica, gracias a la entrada de remesas, turismo, petróleo y una manipulación tramposa de la exportación de maquiladoras. Mientras que la gente ve empleos pesimamente pagados y una inflación pertinaz que se traga cada vez más ingreso con menos productos.

Lo más sensato es que en un gobierno ambas percepciones se encuentren, y esto solamente se logrará cuándo el gobierno hable con la verdad y reconozca la condición de la economía, la micro dirían muchos y de la sociedad.

La creación de empleos es siempre buena, pero los salarios mal pagados –reconocido internacionalmente- es una fuente de frustración y descontento y una medida que no le ayuda mucho al mercado.

El otro componente es el peso económico del Estado, que si se maneja mal afecta el desempeño económico. Es hora que el gobierno actúe con eficiencia, agilice el gasto público y ayude a dinamizar la economía y deje de jugar a las simulaciones, que aunque pueden engañar a los organismos internacionales, no lo hacen con la gente que sienten en el bolsillo el peso de las mentiras.

Please reload