La inepta cultura: De lo chafa

Chafa es un adjetivo frecuente en México. Se le blande sin misericordia contra cosas y contra personas, entre ellas uno mismo en autoacusación; su significado es el de algo de poco valor o calidad mediocre y tiene una carga mordente. (Se escucha al fondo la letra de la Chilanga banda con los occiduos Tacubos).

Nace el verbo chafear, que en forma superlativa se conjuga como chafear gacho. Indago sobre lo chafa y me topo con unas ricas cápsulas de lengua que nos receta Arturo Ortega Morán en su blog de wordpress:

Chafa: Lo de poca o nula calidad, de poco valor. En España, en el siglo XV, un chafallo era un remiendo mal hecho y un chafallón el que los hacía. La palabra extendió su signifi-cado a cualquier cosa mal arreglada. Partiendo de esta palabra, desde los primeros años de la época colonial, en Sudamérica se acuñó la palabra chafallonía, que después se dijo cha-falonía para referirse al oro y plata de baja ley. Con el tiempo, chafalonía pasó a nom-brar las alhajas de poca valía que los estafadores usaban para engañar a los incautos. Así, la palabra pasó al lenguaje popular en donde sufrió una contracción y se dijo “chafa“, ade-más amplió su significado y hoy la usamos para referirnos a: ´cualquier cosa de poco valor´.

Puede suponerse que estas derivaciones de chafa provienen originalmente de la palabra inglesa chaff, una de cuyas acepciones es precisamente algo de poco o ningún valor, a su vez de ceaf, que proviene del alto germánico y que significa la cáscara del trigo u otras semillas separada por la acción de trillar, esto es, un desecho. Queda por descubrir si el salto de ceaf o de chaff a chafa fue directo, o bien primero se convirtió en chafallón y chafalonía y luego se apocopó (se acortó) para quedar en chafa. Finalmente chafa es la apocopedad por excelencia. Chafalonía puede descender de chaff alloy, que sería la aleación de baja calidad.

Me interesé luego en encontrar la palabra chaff en alguna de las versiones en inglés de la Biblia y para ello elegí la versión del Rey Jaime (KJV) que es posterior (1611) a la primera traducción de la Biblia al español, efectuada por Casiodoro de Reina (1569) y luego revisada por Cipriano de Valera (1602).

La Biblia del Rey Jaime contiene la palabra chaff en 17 lugares, quince de ellos en el Antiguo Testamento, y sólo dos en el nuevo, en los libros de Mateo (3:12) y Lucas (3:17).

Las versiones recientes en español mencionan, en los pasajes de referencia, paja o en algunos casos, tamo. Considero que hay una distancia de significado entre paja y tamo ya que este último es un desecho en la trilla, un polvo sin utilidad mientras que la paja tiene el valor de servir como forraje. No siempre lo chafa sería inútil.

Chafa en nuestro tiempo se limita a denotar mala calidad y no desperdicio o desecho. La Biblia en cambio hace el contraste entre el grano que es valioso y por lo tanto permanece mientras que la paja o el tamo se pierden en las ráfagas del campo sin que de ellos quede memoria. No hay término medio. Lo chafa es efímero.

Antonio Canchola Castro

canchol@prodigy.net.mx