Sarcasmos

El más grande error es no hacer nada, escudándote en que lo único que puedes hacer es muy poco. / Hoy se está muriendo mucha gente que no había muerto antes. / Con estos intereses negativos sobre tus depósitos, queda claro que el plan del gobierno es destruir a la gente que ahorra.

ELECCIONES

¿Tú crees que aquí en México son perversos los cochineros electorales? No te hagas ilusiones. Acá los políticos son aprendices; los verdaderos maestros en estas tortuosas marranadas son los gringos. Lo vemos, por ejemplo, en el proceso de nominación presidencial del Partido Republicano. La convención republicana será en Cleveland del 18 a 21 de julio (dentro de tres meses y medio). Por casualidad yo estaba hospedado en el Statler Hilton de Nueva York, frente al Madison Square Garden (donde fue la convención), cuando en 1976 los demócratas nominaron como su candidato a James Earl Carter (medio hermano ilegítimo de JF Kennedy, según algunos conspiranoicos: http://bit.ly/1SYfxIK). En el ascensor me topaba a cada rato con capitostes demócratas (me daba cuenta por los reflectores portátiles y ubicuos y por la nube de reporteros que los acosaban), pero al único que reconocí fue al tres veces “H” Hubert H. Humphrey, de mirada huidiza, que ya había sido nominado en 1968 (perdió frente a Nixon) y antes fue vicepresidente de 1965 a 1969, bajo el marrullero Lyndon B Johnson. Por la calle circulaban algunos pequeños contingentes de exaltados coreando a gritos: “Carter, Ford, same old shit!”. Volviendo al tema, desde hace rato las discusiones públicas de los pro-Trump contra los anti-Trump son acerca de cómo evitar que las elites del partido (los king-makers, los bosses, los insiders, los lobbyists) usen todos los trucos sucios del nutrido catálogo de artimañas del fraude electoral de la “democracia” americana, y se roben la elección (votos, delegados, superdelegados) desde la convención (como lo están haciendo ya con Bernie Sanders en el Partido Demócrata, a favor de Hillary) y por supuesto el día de los comicios, el 8 de noviembre (como los que usaron los Daley en Chicago en 1960 para inclinar la balanza a favor de Kennedy, en su cerrada pugna contra Nixon). Los pro-Trump incluso tienen un sitio web exclusivo para ese fin: Stopthesteal.org. Con el objetivo de prevenir este atraco han nombrado como estratega supremo al súper experto Paul J. Manafort (medio año menor que yo), abogado egresado de Georgetown y considerado “el mejor contador de votos del Partido Republicano”, que se ha metido hasta el cuello en este pegajoso pantano (arcane art) en las últimas siete elecciones presidenciales de EUA. ¿Será capaz de combatir los últimos avances en el sofisticado oficio del fraude electrónico?

FAVOR

Hablando de fraudes y marrullerías electorales, se cuenta de un chicano que fue a ver al presidente Lyndon B. Jonhson y le dijo que había votado a su favor cuatro veces: para diputado, para senador, para vicepresidente y para presidente, y ahora quería pedirle un favor. “¿Qué quieres?”, le preguntó el taimado texano. El chicano le respondió: “Hazme ciudadano americano”. Pregunta incómoda: ¿Cómo entonces había votado en cuatro ocasiones anteriores, sin tener derecho? Ésta es una de las muchas

artimañas que usan para engordar sus padrones electorales los partidos políticos gringos, sobre todo el demócrata: con inmigrantes ilegales y otros pobladores no legalmente capacitados para votar. Pero los republicanos tampoco se quedan atrás en la guerra sucia, como se vio en los cientos de miles de demócratas registrados que en el año 2000 el gobernador Jeb Bush “rasuró” con cualquier pretexto del padrón de su estado, Florida, para inclinar la balanza presidencial a favor de su hermano George contra Al Gore. De todos modos Georgy Boy perdió a nivel nacional en cuanto a voto popular (50 millones y medio contra casi 51 millones), y sólo pudo “ganar”, en el retorcido sistema electoral gringo, gracias a oootro desaseado ardid protagonizado nada menos que por la Suprema Corte de EUA. Puedes ver un detallado recuento de este estercolero en: http://bit.ly/1rt4did.