Quién es este Yeshua-Jesús

August 27, 2016

Dios pudo haber escogido a cualquier muchacha virgen en cualquier parte del mundo, pero escogió a Miriam (no María) que era judía, pues era parte de la promesa de su pueblo escogido. Por más de dos mil años la pregunta latente continúa: ¿Es Yeshua (Jesús) de Nazaret el Mesías Judío, el salvador de este mundo?

 

No obstante que el mundo está lleno de diferentes religiones, la controversia alrededor de Yeshua como el Mesías, es única y excepcional, porque todo aquel que le acepta y todo aquel que le niega basan sus creencias en el mismo libro. Judíos que le siguen, aciertan y dicen: él es el Mesías pues ha cumplido todas las profecías escritas en la Biblia; judíos que no le siguen y niegan, dicen; él no puede ser el Mesías pues no ha cumplido ninguna de las profecías escritas en la Biblia.

 

De las escrituras hebreas han salido dos creencias, una dice: preferimos morir antes de confesar el nombre de Yeshua, y la otra dice preferimos morir antes de negar el nombre de Yeshua. La primera creencia dirá que son 2 los Mesías que deben de venir para que llegue la redención de este mundo y la otra dicen que es un Mesías que debe de venir dos veces.

Una de estas creencias está basada en el poder de la Palabra escrita por Dios y la otra está basada más en las tradiciones que salieron de la palabra Divina que dio Dios en el desierto, el mismo Dios que visito a Abraham, el mismo Dios que sacó a los judíos de la esclavitud, el mismo Dios que habla por medio de sus profetas, es el mismo Dios del Mesías.

 

El judaísmo tradicional que conocemos hoy, no es como muchos creen, la religión de Moisés y los profetas, sino la religión de los Rabinos; por que en vez de ser la religión de sacrificios y expiación de sangre como lo establece la Tora, es la religión que no guarda ninguna de estas prescripciones establecidas por Dios en la Tora. Te puede sorprender saber que muchos de los libros sagrados no existieron antes de la Edad Medieval, y el código de la ley judía usada por los Rabinos ortodoxos, tomó su forma final casi a finales del Siglo 15, y sus tradiciones siguen aumentando cada día.

 

Para aquellos judíos que creen en Yeshua como su Mesías, se les llama Mesiánicos, su total autoridad de Fe es la palabra escrita desde la Tora hasta el Nuevo Pacto, que muchos le llaman el libro gentil, pero todos sus autores y colaboradores son judíos que vivieron antes de la destrucción del segundo Templo (destruido en 70 D.C.). Muchas tradiciones fueron adheridas con los años por la Iglesia, que al no tener nada que ver con la palabra Divina, no son parte del Judaísmo Mesiánico. A pesar de que muchos les

tratan de dar un carácter Bíblico, en realidad está desprovistas de autoridad espiritual derivada de las escrituras Divinas.

 

Los escritores del Nuevo Pacto reconocieron a Yeshua como su Mesías, y sus creencias basadas en las escrituras hebreas, así cuando Yeshua murió y resucitó de acuerdo a las profecías ya establecidas, no hubo mejor confirmación de que Yeshua es el Mesías que vino a redimir al mundo, le reconocieron por que vino e hizo el trabajo que el Mesías debería de haber hecho.

 

¿Por qué los líderes judíos de aquella época no le reconocieron como el Mesías? La respuesta es muy simple, no le buscaban, buscaban a otro, el Mesías de los Rabinos que parcialmente se asemeja a Yeshua, y sin embargo, lo que más deseaban era lo que se perdieron, un Mesías que vino a salvarlos y redimirlos de sus pecados.

 

Cuando se acercaba Yeshua a Jerusalén en el año 30 dijo: “Cuando se acercó, al ver la ciudad, lloró sobre ella, diciendo: ¡Si tú también hubieras sabido en este día lo que conduce a la paz! Pero ahora está oculto a tus ojos.” (Lucas 19: 41-42). Cuarenta años después la ciudad de Jerusalén fue destruida junto con su Templo y millones de judíos masacrados por los Romanos.

 

Se sabe bien que los Rabinos son aquellos estudiosos de la Tora que pasan día y noche sobre las escrituras, son responsables por bellas oraciones y enseñanzas, ¿cómo es entonces que los judíos más entusiastas, estrictos y celosos de la Palabra Divina que hayan existido jamás, perdieron al Mesías?

 

No existe en las escrituras hebreas un concepto más importante que el amor de Dios para nosotros, es la clave que abre el camino de nuestra redención.

Please reload