Se fué

El periódico Norte de Juárez sobrevivía gracias a ser mercenario, llevaba muchos años funcionando como texto servidor para gobiernos del PAN, lo que no obstaba para que pudiera negociar con los priistas, siempre desde la posición que da atacar desde las páginas del periódico.

La política de Corral de crear su periodiquito le costó a su aliado principal en Juárez, al parecer le quitó los fondos que le permitieron existir durante tanto años. La publicidad privada era escasa y el tiraje del periódico era tan menor, que tal vez no se sacrificaba mucho. Si no tenía viabilidad económica ni lectores, poco se perdía desde las filas del periodismo y la posibilidad de la sociedad parta estar informada.

El dueño del periódico, de quién circulan historias que espantan, utilizó de forma oportunista el horrendo asesinato de Miroslava Breach para hacerse la víctima y lograr una salida digna para su negocio fallido. En lugar de hacerle un gran homenaje a la periodista caída, se trata de apropiar de la tragedia para salir airoso de su fallida carrera periodística que estuvo marcada por todo menos honestidad.

Cuándo se escriba la historia del periodismo en Juárez, habrá que considerar la falta de ética, el periodismo vendido al mejor postor y la lealtad al dinero, cualquiera sea su origen, pero nunca a la verdad periodística y al servicio societario.