Dinero fácil

April 27, 2017

Tan culpable es el que mata a la vaca como el que le detiene la vaca.

El escándalo de Eva la MORENISTA que acudió a recibir dinero ilegal de alguien de cuyo nombre no informan, demuestra varias cosas graves en la política mexicana.

  1. Hay dinero sucio que entra a las campañas y a la política del que nadie lleva registro alguno.

  2. La MORENISTA demuestra una tendencia, costumbre o práctica común, o sea que no es un caso único.

  3. Las cantidades son irrelevantes, cualquier cantidad es igual de grave. Ahora por 500,000 pesos se hace escándalo nacional, mientras que con los 25 millones de pesos que envió Duarte a alguien, el sistema se encargó de ahogar el tema de forma expedita.

  4. Igual como se debe sancionar a quién recibió dinero se debe actuar contra quién lo entregó. Ahí hay consecuencias fiscales y de la ley electoral.

Se habla mucho de personajes intocables en los gabinetes (municipal, estatal y federal) porque contribuyeron $$$$ de forma desmedida a la elección del jefe.

Para que el sistema adquiera credibilidad es imprescindible que se aplique el principio: a todos coludos o a todos rabones.

No es posible que la ley se aplique con todo rigor contra los adversarios con posibilidad de ganar, mientras que se voltea la mirada frente a los propios.

Tras los candidatos independientes se ocultan fuentes de dinero que ayudan a mantener campañas. Muchas de las fortunas de los políticos se explican por los recursos que se robaron en las campañas. Muchas de las elecciones se explican solamente por el dinero que se uso para “operar” la elección, en otras palabras para comprar votos.

La fuerza de la democracia se logra con la honestidad política. La MORENISTA del escándalo perdió una candidatura, falta ver si empiezan a revisar en serio de dónde se financian todos los candidatos.

Please reload