Sarcasmos

May 3, 2017

Antes las armas se tenían que fabricar para poder librar guerras; hoy son las guerras las que se tienen que fabricar para poder vender armas.

EMMANUEL MACRON

"Es el candidato de los Illuminati-Rothschild, lo mismo que abiertamente lo era Hillary y tal vez lo haya sido secretamente Trump".

CONFESIÓN

"Yo practico el sexo como los ángeles". "¿De maravilla?". "No, de milagro".

ETNICIDADES

Me dice un amigo regio: "Aquí en Monterrey hay muchísimos descendientes de judíos convertidos pero muy pocos judíos. Solo existe una sinagoga y no son muy ortodoxos. También hay muuuchos árabes, sobre todo libaneses y palestinos. Eso sí, tenemos más coreanos que judíos y árabes". Aquí en esta Corruptitlán de mis Pecados también hay muchos coreanos, y cada vez más chinos. Pero estos ahora son empresarios independientes, profesionales bien calificados o ejecutivos de grandes corporaciones trasnacionales, para nada peones del ferrocarril, como hace un siglo, cuando Villa y Obregón se dieron gusto masacrando amarillos indefensos.

QUIRÓFANO

Cosas que uno no quisiera oír en una sala de operaciones: "Mejor guarda eso, lo vamos a necesitar para la autopsia". "Acepta este sacrificio, ¡oh Señor de la Obscuridad!" "Persigan a ese perro y traigan lo que se llevó". "Ustedes saben que pagan bien por los riñones. Total, ¿para qué quiere dos?" "¿Cómo, este no era el paciente del cambio de sexo?" "Enfermera, ¿este paciente firmó la tarjeta de donación de órganos?" "¡Fuego, fuego, todo el mundo afuera!".

LA MUERTE

"En el fondo de un viejo estanque vivían unas larvas que no comprendían por qué cuando alguna de ellas ascendía por los largos tallos de lirio hasta la superficie del agua, nunca más volvía a descender donde ellas estaban. Se prometieron una a otra que la próxima de ellas que subiera hasta la superficie, volvería para decirles a las demás lo que le había ocurrido. Poco después, una de dichas larvas sintió un deseo irresistible de ascender hasta la superficie. Comenzó a caminar hacia arriba por uno de los finos tallos verticales y cuando finalmente estuvo fuera se puso a descansar sobre una hoja de lirio. Entonces experimentó una transformación magnífica que la convirtió en una hermosa libélula con unas alas bellísimas. Trató de cumplir su promesa, pero fue en vano. Volando de un extremo al otro de la charca podía ver a sus amigas sobre el fondo. Entonces comprendió que incluso si ellas a su vez hubieran podido verla, nunca habrían reconocido en esta criatura radiante a una de sus compañeras. El hecho de que después de esa transformación, que llamamos muerte, no podamos ver a nuestros familiares o amigos, ni comunicarnos con ellos, no significa que hayan dejado de existir. --Del libro Cuentos para crecer y curar de Michel Dufour".

CICATRIZ

A una linda chica le sale un enorme grano varios centímetros más abajo del ombligo. Va con el médico que la examina y le dice: "No es nada grave, con una sencilla operación lo removemos". "¿Y se me va a ver mucho la cicatriz?". "Bueno, eso depende exclusivamente de usted".

MUERTES REALES Y FINGIDAS

"Las agusanadas cabezas de Hidalgo, Aldama, Allende y Jiménez las expusieron durante 10 años en los muros exteriores de la Alhóndiga de Granaditas para que no hubiera duda de su muerte (y para escarmiento de futuros insurgentes que quisieran seguir su inicuo ejemplo). El cadáver de Zapata lo mostraron para que no hubiera duda de que ya estaba muerto. El cadáver del Che Guevara lo mostraron para que nadie tuviera duda de su muerte. Igual hicieron con Maximiliano, Serrano, Villa y tantos otros. El cadáver de Osama Bin Laden nunca lo quisieron mostrar. Igualmente el cadáver de Mario Ruiz Massieu tampoco lo mostraron. Si no hay cadáver no hay certeza de la muerte".

REMEDIO INFALIBLE

Una joven ya casada le dice a la amiga que está por casarse: "Si a tu hombre le das un pescado lo alimentarás un día, pero si lo enseñas a pescar te lo quitas de encima todos los fines de semana".

 

Please reload