Elecciones

Las últimas elecciones demuestran el deterioro y disfuncionalidad de las instituciones. ¿O será que en realidad los Institutos Electorales están diseñados para no funcionar?

Son interminables las maniobras que la autoridad electoral han efectuado en el EDOMEX para dejarle el poder al PRI y en Coahuila hasta el INE, lo que ya es mucho decir, reconoció que el PREP estaba mal. ¿Qué no cobran una fortuna para asegurar que esas cosas funciona bien?

Nadie puede sostener que vivimos en una democracia cuándo lo esperable es que haya conflicto pos electoral o que las elecciones tengan que resolverse en juzgados. Este tipo de manejo implica que hay falta de respeto para la voluntad popular y que el voto es manipulable, negociable y comprable. Aunque ahora ya se compra con promesas de triunfo. “Te doy una tarjeta que activaré si gano la elección”. WOW, Que manejo mercadológico del supremo acto de construcción de consenso y legitimidad.

Hay una frente que exige anular elecciones en Coahuila y el grupo en el poder estará dispuesto a entregar ese estado, a cambio de no tocar EDOMEX. Es la perla de la corona y fuente de mega corrupción. Imagínese que el gobierno del Estado decida intervenir en la construcción del nuevo aeropuerto que dicen se hundió y ahora requiere de muchísimas toneladas de tierra para relleno. ¿Y el desastre ambiental, apá?

Cada elección la democracia mexicana se debilita en lugar de suceder lo contrario y todo bendecido por personajes que reciben sueldos de fantasía. Así éstos cómplices del fraude ayudan a empobrecer al país y su democracia.