Emergencia en seguridad pública

June 30, 2017

Diario de un reportero

 

El sábado fuimos de un concierto a otro aprovechando el buen tiempo. Oímos jazz, música clásica, tango nuevo y viejo, bandas de metales, coros grandes y chicos, rock de varias clases, ritmos de otros rincones del mundo, porque para eso era la Fiesta de la Música. Cuando por fin volvimos a la casa nos llegó la noticia de los asesinatos en Veracruz.

 

Ví sin escuchar al gobernador Miguel Ángel Yunes en alguna de las redes sociales. Algo decía en la penumbra de lo que tal vez era Cardel, donde mataron a los policías federales. No sé si fue a Coatzacoalcos, donde cuatro niños y sus padres fueron masacrados por quién sabe qué. Me dio tristeza y rabia.

 

Luego supe que en la enésima reunión de seguridad de su gobierno, Yunes Linares recurrió a la misma técnica que usaba el gobierno de Javier Duarte, y – haciendo a un lado al Fiscal y asegurando que no se adelantarían hechos – adelantó que hay elementos que podrían vincular al padre de la familia asesinada con un hecho delictivo, pero no ofreció pruebas.

 

Dormí mal, pensando en Veracruz. Quién sabe cuántos muertos van, cuántos desaparecidos, cuánto daño se ha hecho. En la madrugada recordé que hace poco había visto el Programa Estatal de Seguridad Ciudadana, recién publicado en la Gaceta Oficial.

 

Volví al documento. La palabra "ciudadana" aparece ciento sesenta y un veces en las doscientas treinta páginas del programa elaborado "para enfrentar la emergencia en seguridad pública" (que retrata en numerosas gráficas y que define en cifras más allá de la percepción). Pero no hallé mucho más.

 

El documento es claro: los veracruzanos "esperan una respuesta integral, institucional, justa, eficiente y contundente a los graves problemas de la violencia y la delincuencia, organizada y común", pero no hay dinero, se debe, no hay equipo y lo que hay está viejo y es frágil, y no todos los que trabajan en la seguridad pública son confiables. Y ya ha pasado medio año.

 

El programa se lee más como una lista de buenos deseos que como una propuesta "integral, institucional, justa y eficiente" para que los veracruzanos se sientan seguros. Tal vez la respuesta está en el documento y no la ví. Pensé que el Congreso de Veracruz podía hacerlo mejor que alguien que vive tan lejos.

 

Pero el Congreso no está interesado en saber cómo se va a enfrentar la emergencia en seguridad pública, porque según el diputado Sergio Hernández Hernández (que también es presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura) no vale la pena citar al secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié para que explique de manera transparente qué piensa hacer y cómo.

 

La inseguridad pública "es un tema que está desgastado, que cada error quieran venir a exhibir", dijo el diputado Hernández Hernández, con una sintaxis tal vez distraída. "... los resultados tienen que verse reflejados con el apoyo de todos, no sólo ante la crítica".

 

Así que en vez de debatir, de ventilar, de revelar cómo estamos y qué se puede hacer para corregir las cosas antes de que se pongan peor, hay en el Congreso quienes piensan que la inseguridad es una vaina de partido, y se puede resolver con maniobras políticas.

 

El diputado Hernández Hernández (cuya información sobre asistencias y votaciones no aparece en el portal del Congreso) está convencido de que tienen que unirse "todas las fuerzas políticas y todos los órdenes de Gobierno para crear las mejores soluciones", pero no explicó cómo se puede hacer eso si el secretario del ramo no les da a las fuerzas políticas la información que piden.

 

"Cada (vez que un) Poder comete un error, lo primero que hacen los demás es señalar que ahí está el error", declaró el líder político del Congreso de Veracruz con sintaxis nuevamente distraída: "Pero cuál es la propuesta y (cuál es la) solución".

 

Eso. Como si más valiera quedarse sentados contando los muertos y los desaparecidos antes que analizar el problema en público, en espera de que alguien les dé línea política. Por suerte no todos los diputados piensan igual, ni creen que las cosas en Veracruz todavía se pueden – o se deben – hacer como antes, es decir como siempre.

 

La fracción parlamentaria "Juntos por Veracruz" (que reúne a legisladores de oposición) pidió esta semana que comparezca el secretario de Seguridad Pública y les informe a todos– incluído el Movimiento de Renovación Nacional (Morena), que apoya la propuesta – cómo va la cosa. Pero quién sabe.

 

Mientras, sigue la emergencia. Y uno sin saber a cuánto asciende la deuda de Veracruz.

Please reload