¿Pa dónde?

September 27, 2017

 

Roban tanto y con tanta frecuencia los políticos mexicanos que los fiscales, si es que no recibieron mochada, seguramente no sabrán para dónde voltear.

Brincan por todo el país las noticias de tranzas. Ahora destapan un nuevo fraude en Nuevo León por 600 millones de pesos. En Chihuahua van destapando las miles de hectáreas que compró el gobernador Duarte, mientras su tocayo veracruzano lucha en tribunales y su esposa está a salvo con la fortuna que se llevaron.

Pero como no falta cinismo, resulta que la empresa responsable del socavón en el Paso Exprés de Cuernavaca fue premiada con un nuevo contrato para reconstruir Jojutla. Algo merecen a cambio del mal sabor de boca que han pasado al descubrirse su incompetencia e irresponsabilidad. En lugar de sanción reciben premio, eso es la justicia mexicana.

Si acaso se usara el gasto público para el desarrollo podrían preferir empresas mexicanas sin manchas de tranza e incompetencia. Pero ellos sabrán a quién le entregan el país para recibir su mochada.

Del soborno de diez millones de dólares en Pemex ya no escuchamos, creerán que les funcionó la estrategia de olvido y el terremoto les cae de perlas para distraer las energías sociales y la vista vigilante. No solamente enterrarán los escándalos pasados, sino que se abre el espacio para un robo descomunal que les permita terminar el sexenio y nos entretendrán pidiendo información sobre la reconstrucción que ocultarán.

Y mientras nos tienen discutiendo si los recursos que debemos quitarle a los partidos es donativo o es nuestro, ellos avanzan a toda marcha saqueando al país.

En México nada es de la sociedad, todo es de los políticos que para eso se sacrifican en bien de todos y para eso requieren una remuneración descomunal.

Tal vez lo que desconcierta es para que publican sobre los desfalcos, robos, cochupos, fraudes, sobornos, si al final de cuentas no pasara nada. Porque igual Peña o Graco hacen de tripas corazón ante el reclamo el improperio y hasta la mentada de madre, porque ellos ya ganaron. O sea, la historia de siempre y de nunca acabar.

 

Please reload