Sarcasmos

September 27, 2017

La escasez de dinero es la raíz de todo mal.

RASCACIELOS

Mi artículo de Hueconomía "Subir, subir y luego caer" (lo encuentras en mi blog www.farberismos.com.mx) fue publicado justo en el hervor telúrico del 19 de septiembre. Parecía, pues, de una cruel ironía, puesto que trata de algunas de las implicaciones que tiene el construir "rascacielos", aunque no toca los aspectos sísmicos. Al respecto me dice mi siempre atinado paisano y amigo de la infancia, el contador Luis Enrique Rosete Capaceta:

"1.- Coincido contigo en que se trata de una inversión de capital y/o utilidades obtenidas a muy largo plazo, pues está destinada a un activo con recuperación muy lenta por la vía virtual de la depreciación contable, para efectos financieros y fiscales. 

"2.- Por tanto, también es un retiro muy significativo del flujo de efectivo de la empresa o grupo de empresas de que se trate y, por qué no decirlo, del mercado de dinero disponible para el desarrollo de negocios y crecimiento del PIB de esa región o país, pues deja de tener incidencia en el proceso económico.

"3.- Sin embargo, considero que este atesoramiento de los constructores busca el mejor camino para proteger y conservar su poder adquisitivo y, además, ganar en sobrevaluación o plusvalía por hechos, obras, decretos o circunstancias externas a la obra del rascacielos. No dudo que el Empire State ya fue totalmente depreciado para efectos financieros y fiscales, pero te puedo asegurar que todavía aparece con un valor muy importante en los registros y estados financieros de la empresa que ordenó su construcción en 1929 y no dudo que al menos se esté utilizando como garantía de créditos cuantiosos, además de la generación de flujo de efectivo por concepto de ingresos por arrendamiento y otros relacionados. 

"4.- Un estudio económico contemplado en un trabajo de investigación realizado por nuestro paisano mahatleco Jorge Collard de la Rocha, licenciado en Economía por el ITAM que trabaja para la SHCP, demostró –hace muchos años– que la inversión en inmuebles resulta más rentable, en periodo a muy largo plazo (no recuerdo si fueron 40 o 50 años) que la rentabilidad de metales preciosos, ya que los precios de estos últimos son controlados en beneficio de los intereses de aquéllos que influyen marcadamente en su mercado, demanda y oferta a nivel global.

"Con los sismos en mente, tras ver tantos edificios derrumbados, se me ocurre que sería importante explorar el aspecto de lo bien o mal construido que sea un edificio, desde el punto de vista de la recuperación y/o preservación de la inversión, ¿no crees?".

Totalmente de acuerdo, aunque me temo que no faltará quien quiera reducirlo a un aspecto de los costos de oportunidad correspondientes. Y si ya te metes en los terrenos probabilísticos (de qué tan riesgoso es el edificio en cuestión versus las alternativas de inversión), los cálculos necesariamente se complican e introducen variables subjetivas.

CHIVO EXPIATORIO

En fin, es estos terrenos de la ciencia contable, el suelo parece siempre firme, pero está lleno de pasillos resbaladizos. Un ejemplo: el Vaticano acaba de despedir a su auditor contable y lo acusa de espionaje. Me parece natural. ¿O no dice el refrán picaresco que el auditor es un chivo expiatorio perfecto, porque es "el cabrón que espía todo?"

EMPIRE STATE

Por cierto, ¿no te parece asazzzz curioso que el edificio más alto del mundo en su momento (1931 a 1970) haya escogido ese nombre? La versión oficial es que debe su nombre al apodo del estado de Nueva York, pero sospecho que esa versión es tan engañabobos como la de que la estatua de Perséfone (diosa de la muerte en la mitología griega) en la cúpula del Capitolio, es "la justicia" o "la libertad". El edificio es estilo Art Deco, tiene 381 metros de altura (más la antena = 443 m), 102 pisos, y fue inaugurado justo cuando EUA ya "aceptaba" su Destino Manifiesto como heredero de la Roma imperial.

Please reload