Dislates

November 16, 2017

 

Pobre Peña Nieto tan cerca del poder tan lejos de la inteligencia y el conocimiento.

Parece ser que no pasa una semana sin que de su boca salga un dislate. A veces hasta se avienta más de uno en siete días. El presiente de Uruguay pasó a serlo de Paraguay y una de las últimas se quejo de bullying a las instituciones.

Peña parece ser sensible a la falta de adoración. En la campaña salió huyendo de estudiantes, ha sido increpado en el mundo como asesino, se quejo de que no le aplauden, y ahora reacciona ante la crítica y acusa a la sociedad de bully.

No se puede esperar que alguien que plagió su tesis conozca de conceptos. Aunque como el bullying es un fenómeno con serias consecuencias sociales, esperaríamos que alguien se lo hubiera explicado. Pero algo falla en su equipo.

El presidente no debe saber todo aunque debe tener una cultura y conocimientos amplios, por lo menos de lo básico y cotidiano.

La salida de su escritor en jefe muestra que había un problema y en lugar de arreglarse se descompuso más. Lo que dice mucho sobre control de personal y calidad de la gobernación, materia de la que Peña parece no tener la menor idea.

Para el presidente que reclamará paternidad de una reforma educativa que no parece mostrar dirección, esperaríamos que por lo menos pretendan cubrir las muchas lagunas que el tuvo en su formación escolar y ese es un gran proyecto nacional. Imaginemos niños que conocen geografía, historia, inglés, ortografía y saben como citar sus fuentes. De ahí directo al primer mundo.

Please reload