Un Nuevo Pacto Social

March 31, 2018

Última Instancia

 

No cabe duda de que México necesita refundarse, es necesario que los mexicanos hagamos un nuevo Pacto Social. Desde la época de nuestra independencia no hemos logrado establecer claramente nuestra identidad de mexicanos. Aún Miguel Hidalgo no estaba seguro de lo que quería cuando empezó su levantamiento, pregonaba a Fernando VII como Rey de España, puesto que el levantamiento se hizo en contra de la autoridad española bajo las órdenes de los franceses, tras la invasión de Napoleón.

 

Después de una cruenta guerra de independencia, deviene una negociación auspiciada por Agustín de Iturbide que defendía a los realistas, para convertirse en Emperador, es decir, prevaleció una tendencia hacia una monarquía constitucional y una república centralista. Este primer régimen fue derrocado con el Plan de Casa Mata proclamado por Antonio López de Santa Anna, al que se unieron Vicente Guerrero y otros.

 

Después de esto se establece en 1823 una República, con democracia representativa, deviniendo en la primera constitución federal de 1824, que establecía de una manera artificial una federación, en un país que estuvo al mando de muchos caciques indígenas y un Tlatoani azteca, y luego bajo el mando de un Virrey dependiente de la Corona de España. Esta constitución era una copia de la de Estados Unidos, con división de poderes en Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

 

A partir de entonces, empieza una muy prolongada batalla entre los llamados conservadores con los liberales.

Los conservadores que querían mantener vigentes las estructuras gubernamentales establecidas en la Colonia, que tenían un fuerte componente de instituciones proteccionistas a las comunidades indígenas, con una gran influencia de  la Iglesia Católica, partiendo de una visión de gobierno centralista.

 

Esta visión conservadora vuelve al poder en 1836 con las llamadas Siete Leyes, que establecían un Supremo Poder Conservador que dominaba a los otros tres (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), con la aspiración de eventualmente ser gobernado por un monarca descendiente de la Corona de España. El poder central se distribuía en las antiguas circunscripciones de la Colonia, a través de Departamentos, eliminando a los Congresos Locales y sustituyéndolos por Juntas integradas por 7 miembros. Los poderes centrales designaban a los gobernadores de los departamentos.

 

Los liberales que pregonaban las libertades impulsadas por la Revolución Americana en Estados Unidos y por la Revolución Francesa, defendían la igualdad de todos ante la ley, con una república con democracia representativa, y con división de poderes, querían abolir los privilegios de la Iglesia y los fueros militares, así como eliminar las comunidades indígenas para convertir en propiedad privada tanto los bienes de la Iglesia como los de las comunidades indígenas.

 

Finalmente triunfan los liberales, después de la Guerra de Reforma en contra de los conservadores para promulgar la constitución federalista de 1857.

 

A la muerte de Benito Juárez, y después de la elección de Sebastián Lerdo de Tejada, llega a la presidencia de la república el General Porfirio Díaz, que establece una dictadura con ropaje liberal, y características centralistas, manteniéndose en el poder por más de 32 años.

 

Viene la Revolución Mexicana par derrocar a Porfirio Díaz, con una ideología de la instauración de la democracia en México, a través del sufragio efectivo y la no reelección del presidente, para que luego de un millón de muertos y sangrientas luchas entre las diversas facciones de la Revolución que se disputaban el poder, se instaura el régimen priista de repartición de poder a través del eje central del Presidente de la República que duró en el poder presidencial por más de 70 años. En este período no existió el Estado de Derecho más que para cosas intrascendentes a la política.

 

Ahora, después del año 2000 cuando Fox, con el PAN, sacó al PRI de los Pinos, luego repite Calderón con las mismas siglas, regresa el PRI a la Presidencia con Peña Nieto, aún no sabemos qué clase de gobierno queremos en México. Lo que sí creo que todos queremos es tener en México un Nuevo Pacto Social, que nos identifique al entrar a nuestra mayoría de edad como Nación, ya que tenemos todo para ser un país con pleno desarrollo y prosperidad.

 

Mi sentir, es que los mexicanos principalmente queremos que nos dejen en paz en hacer nuestras vidas en libertad, pero con seguridad y justicia, orden institucional y, sobre todo, expulsando toda clase de privilegios. Los mexicanos anhelamos tener simplemente un buen gobierno que nos respete como personas, que se ciña a las reglas del juego y que no abuse de nosotros. Queremos un gobierno que produzca bien común, dándonos un entorno adecuado para desarrollar nuestras vidas con nuestra familia. Ya no queremos corrupción, engaños, rollos, y palabras rimbombantes, solo queremos que se paguen salarios justos, que haya oportunidades de hacer negocios limpios para generar riqueza y vivir felices.

 

Please reload