A rodar se ha dicho

June 25, 2018

Divagaciones de la Manzana

 

El balón ha rodado por todos lados: dentro y fuera de los hogares, de las oficinas, de los centros comerciales o de las plazas públicas. Nadie escapa al influjo mágico del mundial de fútbol.

Una constante que permea y es notoria en todas las latitudes del mundo. Momentos, en que también afloran los nacionalismos, aunque positivamente y sobre todo cuando son bien entendidos. Miles de millones de personas, que se reconcentran en una cancha con 22 jugadores y el grito celebratorio de  ¡ Gooool ¡ Un juego que es la estrella de los juegos y deportes existentes, y tan global, como la redondez misma del balón que rueda sin cesar.

En nuestro caso, en México, me atrevo incluso a pensar que se ha convertido hoy más que nunca, frente a justas futboleras anteriores, en el centro y la envoltura de la vida social.

Dejamos si, al menos por el momento, la violencia e inseguridad cotidianas aunque los crímenes persistan lamentablemente entre partido y partido de fútbol.

Igual ocurre con la política, y una población asqueada de los políticos, con campañas que saturan las 24 horas del día, con mensajes predominantemente vacuos y revanchistas.

 Pero no cabe duda que se necesitaba un respiro y dejar momentáneamente a un lado la cruda realidad.

Y aclaro, que no considero se trate de una evasión negativa tan propia de una neurosis colectiva, sino de un reencuentro con el gozo, el divertimento sano, la convivencia y la alegría social.

Todo un mes, junio mismo, donde se aclarará a la vez nuestra decisión personal respecto a las elecciones y el voto propio hacia inicios de julio, pues es sabido que el fútbol, y muy particularmente los resultados que la Selección Mexicana obtenga, se reflejan en el contexto electoral, Hoy por ejemplo, muchos dicen que el triunfo sobre Alemania, actual campeón mundial, no benefician a MORENA pues rebaja el enojo y el hartazgo en bien de los otros candidatos, especialmente de Anaya y Meade, quienes  además se  alejan de  cambios drásticos y riesgosos para el país.  

Así, la victoria mexicana vino por lo pronto a cambiar el ánimo social y refrescar de paso o a descontaminarnos frente  a las encuestas y el lugar que ocupan los candidatos presidenciales en las preferencias ciudadanas.

En fin, que ya en julio lo sabremos, y mientras tanto el fútbol nos abarca y recrea, máxime cuando gana México y parece que la política es la gran perdedora.

Please reload