Reversión de la Elección en Ciudad Juárez

Última instancia

Actualmente el Municipio de Juárez, en el Estado de Chihuahua se encuentra inmerso en un mar de incertidumbre política. Después de que las autoridades electorales del Estado declararon vencedor en la elección de Ayuntamiento al Licenciado Javier González Mocken, postulado por MORENA como Presidente Municipal, ahora el Tribunal Electoral del Estado de Chihuahua revierte dicho resultado para concederle la reelección al actual alcalde en funciones del Municipio, Armando Cabada Alvídrez, que fue postulado sin partido político, que la legislación electoral de Chihuahua denomina como “independiente”.

Al respecto, existen innumerables especulaciones respecto a esta sentencia dictada por el Tribunal Electoral de Chihuahua, que no es una resolución definitiva. La prensa sin conocimiento de la legislación electoral especula, que si ya perdió el candidato de MORENA definitivamente, que si se puede anular la elección, que si el gobernador del Estado influyó para hacerle a Cabada fraude electoral, que si Cabada “compró” a los magistrados del Tribunal, etc.

El proceso electoral aún continuará dirimiéndose en los tribunales. Ahora le toca a la Sala Regional de Guadalajara, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revisar la sentencia emitida por el órgano estatal jurisdiccional electoral.

Hay que tomar en cuenta, que después de esta resolución dictada por el Tribunal en Chihuahua, que revierte los resultados electorales del Ayuntamiento de Juárez, el tribunal en Guadalajara aún puede cambiar el sentido de la resolución, pero aún se puede acudir en revisión a la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ubicada en la Ciudad México para que emita sentencia en última instancia.

En este asunto ha habido demasiada desinformación respecto de lo que resolvió el Tribunal Electoral de Chihuahua, relativo a la reversión del resultado en favor del actual alcalde en funciones que va para su reelección.

Sin prejuzgar la resolución definitiva, no se puede decir que existe la posibilidad de que el Tribunal en la Ciudad de México pueda anular la elección, ya que ninguna de las partes en el litigio así lo ha pedido, pero del análisis de la sentencia dictada y del voto particular emitido por el Magistrado Jacques Adrián Jácquez Flores, se desprende que las autoridades electorales del Estado en Ciudad Juárez, a través de la llamada Asamblea Municipal Electoral, realizaron un procedimiento de cómputo sumamente deshaseado.

Explico en que consiste el procedimiento de cómputo en una elección. Durante la jornada electoral, es decir, el día en el que la gente acude a las urnas a emitir su voto, al final de la votación y cierre de la misma, los funcionarios de casilla quienes son ciudadanos seleccionados al azar, a través de un procedimiento de insaculación y capacitados por la autoridad electoral del Estado, proceden a realizar el escrutinio y a capturar en actas el resultado de la elección en cada casilla.

Posteriormente, la Asamblea Municipal Electoral, con la presencia de los representantes de los partidos políticos, lleva a cabo el reconteo de las casillas que tengan inconsistencias o tengan muestras de alteración, conforme lo dicta la ley o bien, si el resultado entre el ganador y el segundo lugar es de menos del 1% en una casilla, se procede a realizar el reconteo de la misma. Pero si el resultado general de la elección arroja una diferencia menor al 1% entre el primero y segundo lugar, la ley indica que hay que recontar el 100% de las casillas.

Bien, en el caso que describimos, el Tribunal Electoral de Chihuahua analizó algunas casillas que Cabada indicó que los cómputos no arrojaban la realidad de lo acontecido en la casilla, y, en efecto, se encontraron graves diferencias entre lo computado y lo que las boletas sufragadas arrojaron, que vino a revertir el resultado final de la elección.

Lo grave de la situación en este caso, es que, según el Magistrado Jáquez, se debieron de haber analizado de nueva cuenta la totalidad de las casillas, para ser exhaustivos en determinar quién ganó los comicios, sobre todo, después de que hubo graves inconsistencias en las casillas analizadas.

En conclusión, el Tribunal Electoral en la Ciudad de México deberá determinar de la mejor forma posible quién es el Alcalde Electo del Municipio de Juárez. Los juarenses merecen tener una resolución definitiva lo antes posible que determine claramente quién fue el que el pueblo eligió, sin dejarse de analizar exhaustivamente el cómputo de la elección, que resultó sumamente malhecho.

La democracia en todo caso deberá prevalecer y deberá castigarse a los responsables si se determina que hubo dolo en el cómputo de la elección realizado por la Asamblea Municipal Electoral del Municipio de Juárez, Chihuahua.