Sarcasmos

November 15, 2018

Los dolores de parto son tan, pero tan fuertes, que la mujer que los sufre casi puede llegar a saber lo que siente un hombre con gripa.

¿SABÍAN GOBERNAR?

A propósito de los mil y uno errores-tracaladas del gobierno que termina, un analista se burla de la pretensión del candidato de 2012 de que ellos, los priístas, "sí sabían gobernar", afirmación que el desastre de la red del Cutzamala del SINAGUA deja muy mal parada. Mi amigo G (tecnócrata convencido) ni se molesta en negarlo, sino que replica que el futuro inmediato será peor. Bueno, no se trata de una competencia de ineptitudes-deshonestidades, sino de si alguien puede servir con eficacia y honestidad al pueblo gobernado (o de si alguien lo ha intentado-logrado o puede llegar a hacerlo). La comparación podrá ser terrible en 2024, acepto sin conceder, pero ya no estamos discutiendo quién era el "menos pior" en julio. Esa promesa-afirmación-jactancia de que "sabían gobernar" era oooooootra mentira de los priístas (no se qué sería más malo: que ellos mismos estuvieran conscientes de ello o que no). La triste verdad es que yo me temo que ya NADIE puede saber (si es que alguien lo ha sabido antes) cómo gobernar un entidad tan compleja (una nación tecnológicamente avanzada), en un entorno político-económico tan novedoso (un mundo hiper enredado-complejo), bajo un sistema tan imperfecto (la "democracia" representativa), con procedimientos tan rudimentarios (las "instituciones"), operados por voluntades tan costosas-limitadas-poderosas (la enorme burocracia), sobre un grupo tan levantisco-mañoso (la ciudadanía misma), etc.

ESTUPIDECES

Un gran pensador militar gringo dice que la estupidez militar se presenta en tres niveles: estupidez normal, estupidez excepcional, e invadir a Rusia.

CONTAMINANTE

"La boca humana promedio contiene aproximadamente la misma cantidad de bacterias que los humanos en este planeta (7,500 millones). Lo que es más es que las bacterias forman colonias y comunidades en ese sitio. Por ejemplo, las bacterias en el techo de tu boca son diferentes de las bacterias que residen debajo de tu lengua. Besarse por solo 10 segundos puede transferir hasta 80 millones de bacterias de la boca de una persona a otra. Sin embargo, no tienes que dejar de besar: la saliva contiene poderosos compuestos antibacterianos y antimicrobianos para matar las bacterias dañinas". De ahí el refrán de la picardía nacional, de que un asqueroso "beso negro" es menos (MENOS) contaminante que un beso romántico tipo Hollywood.

CARAVANA FIFÍ

Me llega esta invitación: "Nosotros los pirrurris estamos organizando una caravana rumbo a Dubai para exigir cinco comidas gourmet por día por persona, una dotación de dos clósets con ropa de marca, limosina con chofer, residencias con un baño por cada miembro, traductores árabe-español y un jet privado por familia. Vamos en primera clase, por supuesto, en un vuelo sin molestas escalas". Lamento no poder aceptar esa invitación: mis pulgas no brincan en tan elegante petate.

GLOBAL WARMING

El calentamiento global no es un tema como cualquier otro; se ha convertido en una religión que no se puede tocar-discutir-debatir-negar (https://bit.ly/2y5z0qP). El profesor Ivar Giaever, Premio Nobel de Física en 1973, destruye la pseudociencia del calentamiento global / cambio climático / clima extremo, se pitorrea de Al Gore y le dice a Obama que está ´muy equivocado´. Ésta fue la reunión de 2012 de los premios Nobel. Su discurso de 2015 está aquí: https://bit.ly/2duarZz. "Yo tengo cinco categorías: ciencia verdadera, ciencia petrológica, ciencia fraudulenta, ciencia basura, pseudociencia. La doctrina (el dogma) del calentamiento global es pseudociencia (pues toma una hipótesis que le resulta atractiva o rentable, y colecta sólo los datos que la confirman, descartando a todos los que la contradicen).

¿DEMOCRACIA O MERCADEO?

"El abuso de compra y venta de votos se consolidó y el dinero comenzó a desempeñar un papel importante en la determinación de las elecciones. Más tarde, este proceso de corrupción se extendió a los tribunales de justicia. Luego, al ejército, y finalmente la República se sometió a la voluntad de los emperadores", Plutarco, historiador de la República Romana.

Please reload