El Amor de Trump Hacia AMLO

March 20, 2019

 

Última Instancia


¿Acaso nos hemos preguntado por qué, a pesar de ser supuestamente opuestos en ideologías hay tanto amor entre el presidente de los Estados Unidos Donald Trump y López Obrador?

 

Yo creo que existe ese amor mutuo entre ellos porque sus políticas públicas son en provecho de la visión de Trump, por lo siguiente:

 

  • Coinciden en el objetivo principal de su gobierno en hacer de nuevo grandes a sus naciones, regresando a las políticas públicas que imperaron en una buena parte del Siglo XX: el “Make America Great Again” de Trump coincide mucho en el deseo de AMLO de regresar a las políticas públicas del Desarrollo Estabilizador que imperó hasta 1976 en México.

  • Ambos presidentes no creen en la apertura comercial. Aunque Trump ha sido muy agresivo en contra de la globalización, la política de AMLO respecto a reenfocar hacia el interior la política económica del país, está muy alineada con la de Trump, por lo que si México simplemente se concentra hacia su interior Trump es feliz de no tener a un país de Norteamérica pisándole los cayos a los Estados Unidos.

  • Trump está encantado con el hecho de que AMLO haya suspendido las rondas de exploración y extracción de petróleo y gas en México por parte de la iniciativa privada, porque con eso Trump asegura para las compañías estadounidenses que continúen siendo amos y señores del mercado mundial de extracción de hidrocarburos, ya que sabe bien que PEMEX jamás podrá llevar a cabo solo esa explotación.

  • A Trump le encanta que AMLO odie al fracking como método de extracción de petróleo y gas, puesto que le deja las manos libres de seguir utilizando este método exitoso de extracción en los Estados Unidos, quedando dicho país con la ventaja competitiva mundial en la venta de hidrocarburos mientras se termina la demanda de consumo de estos a nivel mundial.

  • Trump está contento con la política de AMLO de dejar que CFE rechace las subastas de generación de energía eléctrica, porque así podrá venderle a México carbón e hidrocarburos duros como el combustóleo para la generación de energía en la plantas termoeléctricas viejas y sucias y gas natural para las más modernas de la CFE y para tener la oportunidad de que sus socios capitalistas le presten dinero caro a la empresa productiva del Estado para que continúe creciendo para abastecer al país.

  • Trump es feliz con la política de AMLO de capitalizar a PEMEX, porque sabe que PEMEX recurrirá a compañías estadounidenses para utilizarlas como contratistas, y sabe que tarde o temprano, va a tener que pedir prestado, favoreciendo así también al mercado de capitales que dominan sus socios multibillonarios, que cobrarán altas tasas de interés al subirse los grados de riesgo/país de México, derivado de incertidumbre que AMLO está generando en los mercados internacionales de capital.

  • AMLO ama a Trump porque sabe que a Trump le gusta llevarse con radicales como AMLO. Trump conoce claramente que AMLO promueve el crecimiento de la economía hacia el interior, sabiendo que México no crecerá ni en turismo ni en inversión extranjera comercial e industrial proveniente del exterior, habiendo AMLO dado clara muestra de ello con el cierre de las oficinas de Pro-México y con la eliminación del Consejo de Promoción Turística. Al hacer esto AMLO no tendrá intervención alguna de Trump que también estará feliz con México que no le competirá en nada y es precisamente lo que Trump quiere, que todo se enfoque hacia los Estados Unidos. Así Estados Unidos va a atraer más inversiones de todo tipo.

  • Además Trump agradece a AMLO la construcción del Tren Maya porque sabe muy bien que con esa obra costosa se acabará la construcción de infraestructura turística en el país, haciendo a los Estados Unidos más fuerte y competitivo en materia de turismo, además de que sabe que el turismo en la Península de Yucatán no se va a incrementar sustancialmente porque tomará mucho tiempo su construcción y se topará con graves problemas de oposición al proyecto por los grupos indígenas, y se va a desperdiciar la oportunidad de hacer crecer la infraestructura turística en áreas de más fácil desarrollo.

  • Trump está muy complacido con AMLO al estar no nada más tolerando sino promoviendo que se regresen a México a los inmigrantes centroamericanos mientras los trámites de sus asilos estén en proceso o los inmigrantes cuya entrada a los Estados Unidos sea rechazada.

 

Es por todo ello que estimo que las relaciones México/Estados Unidos serán como lo fueron en los tiempos más maravillosos de la época del Desarrollo Estabilizador que añora AMLO, como cuando Kennedy y López Mateos convinieron la “devolución del Chamizal”, que pondo entre comillas porque el real territorio del Chamizal nunca fue devuelto al regresarnos el basurero de El Paso.

Please reload