El Perdón

Última Instancia

Ahora que se han puesto tan de moda los “Memes” y críticas a AMLO relacionados con la exigencia de perdón de nuestro presidente al Rey de España y al Papa por las atrocidades cometidas en la conquista de México, no quiero añadir más detalles de las múltiples opiniones que se han emitido, muchas chuscas y otras con creatividad extraordinaria de crítica seria y acuciosa.

Lo que quiero aportar son estas simples reflexiones:

  • El hombre es el lobo del hombre: Thomas Hobbes, en su famoso libro Leviathan, aunque la frase originalmente viene de la cita: Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit, que significa “Lobo es el hombre para el hombre, no hombre, cuando no sabe quién es el otro, derivada de una comedia de Plauto (250-184 A.C.), citada por Erasmo en su colección de Adagios.

  • Lo anterior implica que el ser humano es el peor enemigo del ser humano. A través de la historia se han cometido grandes atrocidades infligidas por los humanos hacia su misma especie.

  • Ha existido y aún existe la esclavitud, la trata de personas, los homicidios de hijos a padres y de padres a hijos, toda clase de abusos sexuales, genocidios de toda especie.

  • Por las religiones y por los ateísmos se ha matado y ultrajado a millones de personas.

  • Así tenemos al Holocausto, a los millones de asesinatos cometidos por Stalin en Rusia, a los millones de muertos en China e Indochina por causa del comunismo y del capitalismo.

  • Hemos sufrido la explotación del hombre por el capitalismo, el abuso del hombre con pretexto del bien de la colectividad, el colonialismo feroz que existió por 500 años, las masacres de los aztecas en contra de los pueblos originarios aledaños a su Imperio que llegó hasta Centroamérica.

  • También tenemos los terribles acontecimientos de la Primera Guerra Mundial con sus sangrientas trincheras y los bombardeos incendiarios sin piedad de la Segunda Guerra Mundial en Londres, Dresden, Tokio, y las masacres atómicas de Hiroshima y Nagasaki.

  • Tenemos al terrorismo moderno que no tiene piedad por los inocentes, así como las guerras inventadas tras la riqueza petrolera.

  • Pero no se digan los innumerables pecados que cometemos los seres humanos en contra de nuestro prójimo diariamente, por soberbia, codicia, envidia, lujuria; las infidelidades, las traiciones, las mentiras y muchas ofensas más.

Es por todo ello que, en el cristianismo, en la religión católica, iniciamos siempre nuestras misas pidiendo perdón a Dios por todas nuestras faltas y pidiendo perdón a nuestro prójimo por ellas.

Solo así la humanidad puede sobrevivir. Si llenamos nuestra vida de rencores y de ofensas, de no olvidar las faltas, de no pedir perdón todos los días, no sobreviviremos mucho tiempo como especie.

En México, no estamos exentos de los males que aquejan a la humanidad llevados a cabo por la humanidad misma, pero si nos comparamos a otras naciones, podemos decir que hemos sido en mucho bendecidos, valoremos eso con seriedad y olvidemos y perdonemos las ofensas pidiendo todos los días perdón por las que todos cometemos.

Solo así podremos salir adelante como Nación, mirando siempre hacia enfrente sin necesidad de reivindicaciones, ya todos tenemos pretexto para exigirlas.

Debemos enfocarnos a trabajar para que todos tengamos el bien común necesario para desarrollarnos en sociedad para convertirnos en una Nación que aporte al mundo paz, perdón y reconciliación sin exigencias, empezando por nosotros mismos.