Rescates

April 13, 2020

 

A partir del error de diciembre (1994) los bancos crearon una crisis económica al elevar las tasas de interés en más de 100% y se abalanzaron en contra de las propiedades de la gente, como resultado del desastre el gobierno decidió salvar a los bancos y de paso se colgaron algunos empresarios.  Los mexicanos siguen pagando el FOBAPROA. Igual se puede decir del rescate carretero o de la industria azucarera.

La crisis económica de 2007-2008 desestabilizó los mercados internacionales porque habían sido inundados de bonos tóxicos creados por bancos y empresas financieras, los gobiernos decidieron salvar a los bancos. El presidente de Portugal le pide a los bancos que devuelvan un poco de lo mucho que recibieron.

Hasta ahora los rescates han sido para las grandes corporaciones que muchas veces son culpables de crear las crisis. Aducen que ese rescate era la única opción disponible, lo que es falso porque siempre hay otras opciones. Por ejemplo, si en lugar de salvar bancos el FOBAPROA se hubiera salvado a las personas, los bancos hubieran tenido dinero y la gente no hubiera perdido sus propiedades. El dinero público hubiera servido al interés público.

Cínicamente los “empresarios”, o mejor será decirles negociantes, exigen que los gobiernos se endeuden para que los salven, al cabo que será la sociedad la que terminará pagando, porque ellos pondrán a salvo su dinero y no destinarán ni un centavo para salvar a la gente. Si las corporaciones revientan ante la crisis, ya habrá otras que tomen su lugar, pero que pierdan su dinero, no el de todos. Llegó la hora de que se salve a la gente.

Paradójico que en el capitalismo sea el Estado el que salve corporaciones aunque sus dirigentes exijan menos Estado.

Please reload