top of page

El “Ejército de Dios” cuida la frontera de Estados Unidos

Elio Masferrer Kan

La tensión entre republicanos y demócratas crece en los Estados Unidos, en la medida que se acercan los comicios para renovar presidente y muchas posiciones del Capitolio, las elecciones en los estados y condados de la Unión Americana. El gobernador de Texas (republicano) se ha confrontado abiertamente con el gobierno federal de Biden (demócrata) invocando una “invasión” a los Estados Unidos. Los invasores serían desesperados migrantes quienes ansían compartir el “sueño americano” con los “americanos”.

Para protegerse de los invasores el gobernador instaló distintos obstáculos (cercas, alambres de púas, boyas con alambradas) para impedir el desembarco de los “invasores” ante la inoperancia del gobierno federal. Donald Trump, el precandidato republicano, quien, en estos momentos, según las encuestas, cuenta con los votos necesarios para ganar las elecciones, ha prometido medidas drásticas contra los migrantes a quienes acusa de pretender “envenenar el alma de los (norte)americanos”. Para que no haya dudas, de la importancia asignada al tema, los republicanos no aprobaron los presupuestos, ni los fondos para Ucrania e Israel.

La lucha del gobernador de Texas contra los migrantes es respaldada por 25 estados dirigidos por republicanos, en abierto desafío al gobierno de Biden, quienes han enviado tropas de la Guardia Nacional de sus estados para contener a la invasión. La tropa es reforzada por grupos de ciudadanos, quienes espontáneamente desean incorporarse a la cacería de los “invasores”. We, the people, una organización supremacista es quien convoca a la marcha Take Our Border Back en tres puntos fronterizos y llama a una Oración nacional sobre “el futuro de nuestro país”. https://takeourborderback.com/maps%2Froutes

La exgobernadora republicana de Alaska, Sarah Palin, y el roquero Ted Nugent, arengaron a los voluntarios para defender a la Unión Americana. Es importante entender el argumento de los grupos fundamentalistas cristianos para dimensionar la percepción de la crisis migratoria en un sector muy significativo de los Estados Unidos.

Según los fundamentalistas, siguiendo la Doctrina del Destino Manifiesto, los Estados Unidos son el Pueblo elegido por Dios para salvar a la humanidad y existe una conspiración para desplazar a la mayoría blanca, anglosajona y protestante (WASP) del poder de los Estados Unidos y reemplazarla por “minorías de color”, quienes apoyan la llegada de más inmigrantes, también “de color”, para sustituir a los WASP.

Entre los autoconvocados se cuenta el “Ejército de Dios”, una organización considerada responsable de atentados contra clínicas de control natal, acusada de balacear a médicos que practican abortos, que maneja discursos racistas en su página web y que ahora se ha incorporado a los grupos interesados en detener a migrantes ilegales. Sus objetivos e ideología pueden ampliarse en una notable y franca entrevista que dieron festejando el arribo de Donald Trump a la presidencia en 2018. https://www.opendemocracy.net/en/5050/army-of-god-anti-abortion-terrorists-emboldened-under-trump/

La presencia de civiles armados en la frontera sur de los Estados Unidos no es novedosa, hay registrados 623 grupos del “movimiento patriota” que tienen 165 milicias perfectamente entrenadas, que por su vestimenta y estilo militar podría ser confundida con fuerzas gubernamentales. Comparten una crítica a la globalización, desconfían del gobierno y están convencidos que deben defender la Constitución, la libertad de expresión y el derecho a portar armas, para restaurar el “plan perfecto de los Padres fundadores para los Estados Unidos”. https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-42314419

Esta larga y detallada explicación es importante para comprender la complejidad de las fuerzas políticas de los Estados Unidos y las lecturas que hacen de la realidad política y social desde perspectivas religiosas y particularmente el fundamentalismo religioso de origen protestante. Para los antropólogos siempre fue un desafío entender la lógica interna de las culturas y subculturas en las que interactuamos. Para quienes toman decisiones políticas es indispensable que entiendan las “lógicas” estructurales de las superpotencias que tienen capacidad para definir sus estructuras geopolíticas. Para los ciudadanos “de a pie” latinoamericanos, es importante que entendamos los odios y las fobias que pueden definir políticas mundiales. A los migrantes nuestra solidaridad.

Doctor en antropología, profesor investigador emérito ENAH-INAH

Comments


bottom of page