top of page

El también

Última llamada


Uno nunca termina de sorprenderse demasiado del cinismo de los políticos.

Cuándo los reporteros le preguntaron a Putin sobre la represión, Navalny y el encarcelamiento de los opositores, respondió lo esperado: Navalny es un criminal, y Estados Unidos tienen cárceles ilegales en varios países, o sea, que si ellos atropellan los derechos humanos, no hay razón para que el no lo haga, aunque su brutalidad no se compara con la de los estadounidenses.

La premisa de que a mi se me permite hacer lo que tu haces es de una brutalidad estremecedora.

Hubiera sido muy interesante que Putin le propusiera a Biden el retiro de Guantánamo contra su retiro de Crimea, o que propusiera cambiar a Navalny por Asange, lo que hubiera elevado al debate mundial las acciones imperialistas y atropello de los derechos humanos de ambas potencias, pero corría el riesgo de que le tomaran la palabra.

Ninguno de éstos políticos tiene la autoridad moral para reclamarle la barbarie al nadie y sin embarg0, o por desgracia, el futuro del mundo esta en sus manos.


Comments


bottom of page