top of page

En la campaña

Samuel Schmidt

Estamos viendo una campaña presidencial de altura, considerando que la mayor parte del ruido se emite a unos 2,450 metros sobre el nivel del mar, fuera de eso encontramos como siempre pifias, ligerezas y algo de seriedad.

Xóchitl enjundiosamente llamó a votar el 2 de Julio, casi un mes después de la elección formal, así podrá al estilo Trump, reclamar que le hicieron trampa en la elección

Claudia con toda seriedad dice que continuará la corrupt…. Ups, corrigió porque quiso decir la 4ta transformación. No vaya a salir por ahí alguien que diga: lo que Claudia quiso decir…

El pony, perdón Álvarez Máynez, reaccionó atacando, pero ya nos enteraremos de que idea tiene, si es que la tiene, por lo pronto se disculpó por el video cervecero. Arengó con la muy original idea de que se requiere y buscará la unidad nacional. Unidad, Unidad, Unidad, será el nuevo grito fosfo, aunque antes lo usaron los sindicatos, pero como la memoria es débil….

Xóchitl hizo un pacto de sangre consigo misma y el notario estaba para certificar que si era su sangre. Jura una vez más que con ella no irán ni rateros, ni huevones, ni pendejos, y la reafirmación la reportan con ella retratada con Alito y Narko, ups, perdón, Marko. Que mala leche tienen algunos medios.

Claudia presentó una lista de 100 compromisos que son más o menos lo mismo que presentó cuando se registró como candidata, nadie dirá que no es consistente. Aunque recupera la agenda de AMLO nos dice que ella no es AMLO, lo que es cierto, por lo menos es unos cuantos años más joven y hay otras diferencias evidentes.

Xóchitl antes de echarle la culpa a Claudia por la contaminación, la crisis del agua y del cambio climático presentó once compromisos, entre ellos seguir lo que empezó AMLO.

Los arranques interesantes. Usualmente se piensa que se hacen para mostrar músculo movilizador. Claudia llenó el zócalo, según el gobierno llegaron 350,000 personas que es un tercio del millón que querían llevar.

Xóchitl arrancó campaña, en una ciudad gobernada por el Partido del Trabajo, que es aliado de Morena, y donde hay 172,300 electores, el 50% de los que fueron al arranque de Claudia.

Álvarez arrancó en Lagos de Moreno, en un estado gobernado por su partido, pero como el gobernador anda ardido porque no lo hicieron candidato, entonces decidió castigar a todos y no ir.

Interesante que Xóchitl y Álvarez arrancan campañas según ellos en ciudades muy problemáticas, con mucha violencia. Y los dos se decantan con Bukelear el país. No se trata de promover música de los Bukis, sino creer que la solución al profundo y sangriento problema de seguridad que tiene el país, es construir mega cárceles, aplastar a los criminales, aunque según Álvarez respetando los derechos humanos.

Pero le atina al hacerle un guiño al ejército antes de decir que son buenos muchachos pero no tienen para que administrar líneas aéreas y ferrocarriles.

Poco a poco iremos viendo que tienen en mente y si la raza las sigue, aunque ya ven que según el periódico son más o menos tendenciosos, hasta para decir que un auditorio está medio vacío cuando faltaban de llenar cinco sillas.

Hasta ahora, al inicio de las campañas, no ha habido sorpresas, ya veremos que nos deparan los menos de 90 días que quedan.

Comentarios


bottom of page