top of page

Gracias por la Presea Pinacoteca de Nuevo León

Divagaciones de la Manzana

Martha Chapa


Cada vez que regreso a Monterrey, mi tierra natal, se me remueve el alma por los recuerdos maravillosos que parten desde mi infancia hasta los días actuales.

Ahora, nuevamente estuve ahí y se aunaron intensos sentimientos y emociones pues recibí un homenaje con motivo de la entrega de la Presea Pinacoteca de Nuevo León por mis 55 años de pintora, donde se montó también una exposición representativa de mi obra que permanecerá abierta hasta marzo de 2023.

Una satisfacción enorme, tanto porque se celebró en la propia tierra donde tuve la dicha de nacer y justo en la Pinacoteca, ese prestigiado espacio que da cabida a un invaluable acervo de grandes creadores de dentro y fuera de esa nuestra entidad.

En verdad, tal como lo expresé en la ceremonia de premiación: “cada vez que regreso lo mismo para presenciar una atractiva exposición, que escuchar un gran concierto o bien interesantes presentaciones de libros, me siento envuelta por una exquisita sensación que siempre me enaltece y agrega felicidad.

Estar, aquí y ahora, significa entonces un cúmulo de intensas vivencias que sólo puedo resumir en unas cuantas palabras que brotan desde muy adentro de mi alma: Mi gratitud y bendiciones para todas y todos.

Conforme transcurre la vida, he tratado de mirar más y mejor para reconocer esa excepcional belleza acumulada en el invaluable acervo que nuestros artistas egregios nos han heredado y depositado en el altar del arte.

Una obra inmensa que está también presente en cada instante de mi vida, y a la que en lo personal he intentado de abonar mis creaciones sencillas y tantas manzanas pintadas, para devolver agradecida algo mío de lo mucho que he recibido. Y siempre, eso sí, con el ferviente deseo de entregar todo de lo que he sido capaz a mi México y su colosal cultura

Comments


bottom of page