top of page

Los peores adversarios de Xóchitl en el Frente Amplio, no en AMLO

Carlos Ramírez


Si las elecciones presidenciales para definir al gobierno de 2024-2030 fueran el próximo domingo, sin duda que la senadora panista/no-el panista Xóchitl Gálvez sería altamente competitiva y quizá hasta ganadora. Sin embargo, los largos once meses que faltan para las elecciones constitucionales serán una tortura para la aspirante mediática porque los verdaderos obstáculos para su nominación y victoria no están en Palacio Nacional, sino al interior de las gelatinosa y no consolidada coalición opositora.

Las aduanas que tendrá que atravesar la candidata botarga han comenzado a desinflar expectativas. Los dirigentes del PRIANREDE fracasaron en su intentona de provocar un cisma en Movimiento Ciudadano y al parecer también fallaron en su objetivo de introducir una crisis interna en MC. Sin esta organización en una candidatura única operada por el PRIAN y el Partido de los Chuchos con 1% de tendencia de votos, la candidatura opositora carecería de viabilidad.

Xóchitl Gálvez saltó a un posicionamiento mediático por su confrontación directa con el presidente de la República, en un análisis que diría que López Obrador cometió un error estratégico y ayudó a construir una oposición sólida. Sin embargo, las circunstancias pudieran ser otras: desde Palacio Nacional se creó la candidatura mediática de Gálvez, rompió los consensos internos de la coalición opositora para abrir un juego político de corrientes y la puso en la mira del debate mediático diario --y en una dinámica destructora de Twitter a lo largo de horas de oficina-- un año antes de las elecciones, mientras las corcholatas presidenciales se salieron de la lucha política pública.

Además, Gálvez tiene otras aduanas que atravesar:

1.- El daño provocado al PAN en la candidatura ya perfilada de Santiago Creel Miranda y la circunstancia de oportunismo de quien no es militante activo del partido.

2.- El daño a la precandidatura de Creel Miranda como una figura que representaría toda una estrategia política de largo plazo del PAN y del panismo dominante.

3.- El desplazamiento grosero del precandidato de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, quien había trabajado sus posibilidades cumpliendo las reglas de la coalición, con el dato adicional de que la declinación de De Hoyos fue un mensaje del desánimo en el sindicato patronal de la Coparmex.

4.- La competencia inevitable entre Gálvez con cuando menos cuatro importantes figuras del PRI que veían la posibilidad sería de la candidatura: Beatriz Paredes, Claudia Ruiz Massieu, Enrique de la Madrid Cordero y José Ángel Gurría Treviño, y otros priistas menores con escasas posibilidades, pero dinámicos en la movilización de cuadros del partido. Muchos priístas no van a apoyar al PAN ni a Gálvez. Gálvez como un dedazo contra el PRI.

5.- La candidatura de Gálvez fue una construcción mediática de Claudio X. González y Vicente Fox Quesada, pero sin transitar por los mecanismos de edificación de consensos.

6.- La figura de Gálvez es mediática, chistosa, basada en un tête à tête con el presidente de la República, sin discurso ideológico y sobre todo sin la articulación de un bloque de poder. Es decir, un Fox 20 años después, pero ante un poderoso bloque lopezobradorista.

7.- Si se revisan las expectativas, Gálvez representa un perfil mediático, basada en la importante pero baja corriente social antilopezobradorista, la que pomposamente se ha identificado como marea rosa y que representan sólo votos individuales, en tanto que se trataría de votantes antipriistas y antipanistas que irían a votar --en caso de hacerlo-- con las narices tapadas y la certeza de que Gálvez van a gobernar con los repudiados PRI, el PAN y el PRD.

8.- Por lo pronto, las bajas de importantes figuras de la coalición opositora por las reglas que se hicieron para beneficiar a Gálvez deberán ser contabilizadas como reducción de la base electoral.

La candidatura de Gálvez se ira adelgazando en cada una de las aduanas. Y falta un año para las elecciones que se vivirá día a día en un carrito de montaña rusa.


-0-


Política para dummies: la política es un Título de Francia, no un paseo dominical en bicicleta por calles de Reforma sin autos.


El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.

Commentaires


bottom of page