top of page

México, la anomia funcional de Estados Unidos

Diego Martín Velázquez Caballero

¿Qué tipo de crisis internacional puede provocar un conflicto hacia nuestro país como la Revolución Mexicana? Una crisis mundial como la de 1909 para la que el Sistema Político no estaba preparado y que se prolongó hasta los primeros gobiernos postrevolucionarios (1940).

La Segunda Guerra Mundial generó el empoderamiento de Estados Unidos como superpotencia y la industrialización de México para ser el patio manufacturero de los norteamericanos.

El escenario global se parece más a las primeras décadas del siglo XX y a ratos anuncia eventos como la Segunda Guerra Mundial. ¿Por qué no podemos abandonar el siglo XX?, ¿por qué seguir bajo la égida de Estados Unidos?

En efecto, la condición de cambiar de época está impidiéndose por EEU que está obcecado en seguir ejerciendo su dominio imperial.

El mundo postcovid 19 parece que no será un mundo post neoliberal ni post EU. Los grandes cambios anunciados incluso por el Foro de Davos son detenidos por EU con todas sus fuerzas y al grito de guerra contra quien sea.

La pregunta radica en dónde será ejecutado el espacio que incrementó la violencia y la economía de EU. Desde Rusia hasta México, el espacio es lo de menos. Estados Unidos no está dispuesto a ceder su hegemonía ni compartir el liderazgo mundial.

El patio trasero podría volver a estar como en la larga noche de la violencia revolucionaria con el riesgo ahora de contagiar a Estados Unidos.

La hegemonía norteamericana se ha transformado en un sistema injusto, pero requiere mayor violencia, iniquidad y contaminación para continuar. ¿Podría soportar la humanidad otra Guerra Mundial? ¿La Tercera? ¿Qué no se consideró imposible porque significa el exterminio total?

Los intelectuales neo nazis de Norteamérica señalan que no hay otra ruta más que la guerra para que el siglo XX, y así el siglo de los Estados Unidos no se acabe. Y proclaman que es indispensable atacar a Rusia, no obstante, como ha ocurrido en la Primera y Segunda Guerra Mundial, Norteamérica no sabe pelear. Los estadounidenses no son capaces de enviar combatientes. Norteamérica siempre quiere que peleen los otros.

México se ha convertido en otro pivote de la guerra para EU, aunque los costos son fuertes para el imperio de la Unión Americana.

El sabotaje que pretende Norteamérica contra México ya no será como el que detonó la Revolución Mexicana. Será peor. Y por ello Norteamérica no debe intervenir más en las elecciones de 2024, sólo Morena es capaz de guardar el estado de bienestar que, no obstante sus deficiencias, estabiliza el continuum de narco guerra que se viene.

Tampoco puede Norteamérica seguir saboteando a Rusia, el siglo estadounidense llegó a su fin. Samuel Huntington advertía de la necesidad vital para revivir la identidad americana. Es tiempo, para EU de ir a casa: green go home. Si la guerra viene, será el fin de un imperio, el yanqui.

Comentarios


bottom of page