Sarcasmos

Para mí el sexo tiene una importancia secundaria, justo después del acto de respirar. / Albergar rencores o tener envidias es como tragar veneno esperando que le haga daño a otro. / Ese diputado murió de un infarto que le dio al recibir por equivocación en su quincena el cheque de un profesor.

CONGRESISTAS

Me llega otra vez (ya la había recibido hace años) esta lista de casos supuestamente reales de un funcionario de boletos en el aeropuerto de Washington DC. La cito porque trae un nombre que hoy está bajo los reflectores. “¿Deberíamos reír o llorar al ver estos casos? Estas son las personalidades que hacen nuestras leyes.

1.- Una vez recibí una llamada de un veterano congresista de Vermont.

Estaba furioso porque el viaje en paquete a Orlando que había contratado con nosotros lo estaba decepcionando. En concreto, pensó que su cuarto de hotel tendría vista a la playa y no era así. Traté de explicarle que eso no era posible, dado que Orlando está en el medio del estado de Florida, muy lejos del mar. Me replicó, mordaz, que si quería verle la cara: ‘¡No me mientas, consulté el mapa, y Florida es un estado muy angosto!’ OMG. Ese congresista se llamaba Bernie Sanders, el mismo que hoy le pelea la candidatura Demócrata a Hillary Clinton. Esta demuestra su perfecta calificación para el puesto de presidente; si el abismalmente tonto George Bushit ocupó la Casa Blanca ocho años, es claro que don Bernie cumple con ese requisito.

2.- Tuve una congresista de New Hampshire (Carol Shea-Porter) que me pidió un asiento en el pasillo porque no quería que el viento la despeinara si iba en un asiento junto a la ventanilla (en un avión).

3.- Recibí una llamada de Landra Reid, esposa del poderoso senador por Nevada Harry Reid. Me preguntó si era posible ver Ingalterra desde Canadá. Le contesté que no. ‘¿Pero cómo?’, me insistió, ‘¡se ven tan cercanas en el mapa!’ Gulp.

4.- La congresista por Illinois Jan Schakowsky llamó para averiguar cómo era posible que su vuelo saliera de Detroit a las 8:30 horas y llegara a Chicago a las 8:33 horas. Traté de explicarle que el estado de Michigan tenía un huso horario una hora adelante del estado de Illinois, pero nomás no hubo manera de que entendiera el concepto de huso horario. Finalmente, opté por decirle que ese avión era muy rápido. La congresista aceptó la idea y por fin se quedó tranquila.

5.- La senadora Demócrata Dianne Feinstein, me dijo por teléfono: ‘Necesito volar a Pepsi-Cola, Florida. ¿Debo tomar uno de esos avioncitos de computación?’ Le respondí que, si quería volar a Pensacola, sí, debía tomar un avión conmutador. ‘Lo que digas, sabihondito’, murmuró.

6.- Lindsay Ross, ayudante del senador John Kerry (hoy secretario de Estado) llamó para preguntar por un paquete de viaje a Hawái. Después de exponerle todos los costos involucrados en el largo vuelo desde Washington hasta la isla, me preguntó si no sería más barato volar a California y de ahí tomar un tren a Hawái.

7.- El congresista por New Jersey John Adler llamó para hacer una reservación. ‘Quiero ir de Chicago a Rhino, Nueva York’. Me quedé sorprendido y repliqué: ‘¿Está usted seguro de que ese es el nombre del pueblo?’ ‘Sí, ¿qué vuelos tiene?’ Consulté afanosamente la guía y los mapas. ‘Lo siento, señor, pero ha revisado todos los códigos de aeropuertos y no logro encontrar ningún Rhino (rinoceronte).’ ‘Oh, por favor, no sea usted tonto. Todo el mundo sabe dónde está. Cheque en su mapa’. De manera que volví a revisar el mapa del estado de Nueva York y arriesgué un comentario: ‘ Disculpe, ¿no querrá usted decir usted decir la ciudad de Búfalo?’ ‘Sí, claro, ya sabía yo que era un animal grande’’.

Y AÚN HAY MÁS

Hay todavía más casos mencionados en esa lista, a cuál más de hilarante. El punto es mostrar en manos de quiénes está la elaboración de leyes en EUA. Estos zombis caminan entre nosotros, tienen poder y lo ejercen, parecen vivos y continúan reproduciéndose.” Moraleja: los políticos del primer mundo no son tan diferentes a los del tercer mundo.