Chovinismo Mexicano

Una ola de ultranacionalismo o chovinismo recorre a México, es una ola motivada por…

El gobierno mexicano se puso a jugar con la política estadounidense tal vez porque se sienten más gringos que mexicanos; porque saliendo del gobierno sus oportunidades de vida están allá; porque apuestan a su futuro político-económico con cálculos estadounidenses. Cualquiera de éstas, todas esas posibilidades o algunas otras que expliquen porque se atrevieron a romper con viejos principios de política exterior consiguiendo tan malos resultados.

Ahora que la jugada salió desastrosa promueven el chovinismo y nos dicen que recordemos la grandeza cultural mexicana. Nos dicen que recordemos las bellezas naturales. Nos hacen videos rehaciendo hasta el origen del escudo nacional. ¿Se habrá acordado de todo esto el gobierno antes de promover, realizar y tolerar el pillaje del que hemos sido víctimas?

El amor al país como propuesta parece ser una fórmula para unir a la sociedad y que frene las marchas, los bloqueos, los pillajes, pero para ellos la ideología pesa más que el amor patrio. Siendo fieles a la doctrina de derecha que importaron de Estados Unidos, se acercaron a Donald Trump y creyeron que arrodillarse ante él les daría puntos, pero dolorosamente entendieron o sintieron que fueron simples peones en un ajedrez que no entienden. Los puntos que creyeron haber ganado se esfumaron y ahora les estorban para sus propósitos de continuación del dominio nacional. Ya se rumora en columnas políticas que están dispuestos a entregar el poder a quién les indiquen desde el norte.

Ante la sacudida y avergonzada que les dieron sus amos y señores, tratan de salir del embrollo llamando a la unidad nacional y al nacionalismo. Hagamos un gran frente nacional contra el dictador del norte. Su amigo yerno del presidente ya no cuenta porque no era amigo, ahora temen sucumbir ante una fuerza que quiere remodelar al mundo para lograr ganancias propias y no considera a peones menores a los que menosprecia.

Le piden a la gente que ponga la bandera como distintivo en whatsapp para que se vea en el mundo. Que se enarbole la bandera nacional y se arrope en ella tirándose al vacío. Quieren repetir metafóricamente el sacrificio del siglo XIX, el niño héroe revivido en una sociedad avasallada por los neoliberales que llegaron para apoderarse de la riqueza nacional y entregársela a esos mismos por los que hoy se dicen atacados.

Algunos perciben la maniobra y llaman a usar el escudo nacional para que el gobierno no se apodere del chovinismo. Mismo efecto distinto símbolo. A final de cuentas, frente a las desorganización societaria, es el gobierno quién se aprovecha de éstas iniciativas.

Hagamos un gran frente nacional.

¿Para qué? Las grandes iniciativas políticas deben llevar una agenda muy clara y bien definida. Un frente en abstracto solamente le sirve a la élite política que ha medrado con el poder.

Que Peña no negocie en lo obscurito.

Muy bien, que negocie en público la forma en que entrega al país. Cuándo negoció con los partidos políticos su gran plan lo hizo en secreto y con una agenda oculta que ha servido para aumentar la pobreza, privatizar la riqueza nacional y entregársela especialmente a intereses extranjeros.

Dentro de la venta de ilusiones chovinistas descubrimos que no tenemos la menor posibilidad de frenar el saqueo nacional. Si no hemos logrado que transparenten el manejo de la riqueza nacional y el presupuesto público, no hay razón para sostener la ilusión de que lograremos claridad en negociaciones internacionales.

Y si lo logramos, ¿sabremos cómo venden al país?

Apoyemos al presidente porque lo han avergonzado. Mancillaron el honor presidencial y agraviaron a la nación. Dado el nivel de aprobación de este presidente poco representa la dignidad nacional.

Muchos responden que se sienten ofendidos aunque no se interesan en defender al presidente. ¿Tendrá defensa?

Alguno se atrevió a vociferar que vayamos a las cortes internacionales contra el agresor. ¿Qué le diremos a la corte? En que nos agredió, ¿diciendo que no quiere ser vecino amistoso? Que vaya el a la corte para que sea el hazmerreir.

Todas esas voces suenan interesantes. Convendría saber cómo actuaron en el pasado los que vociferan en este momento. Algunos tuvieron el poder y lo usaron para su beneficio personal o de su cofradía. Otros lo usan para promover sus intereses personales. Cuando pudieron no ayudaron.

Se ha llamado a firmar un Pacto de la Moncloa mexicano durante muchos años. Muchos hicieron reuniones que no llevaron a nada, porque no hubo fuerza en el mundo que los llevara a encontrar un punto en común que beneficiara a la nación. Fue imposible alcanzar un punto que se elevara por encima de su egoísmo.

La historia los arrastrará por el fango al que se metieron y al resto nos hará pagar el costo de los desaciertos.