Sarcasmos

Que no se pulque a naiden de mi muerte. No estaba curado. Coco Manto.

SOCAVÓN

Sobre esa lamentable y enésima prueba de la ineptitud criminal de algunos funcionarios (que al parecer seguirán impunes cometiendo sus usuales desaguisados), me dice un queridolector: “Lo del Socavón Express nos recuerda la cortedad de memoria que padecemos los mexicanos. Una de las empresas que construyeron el trágico Paso Express estuvo involucrada en la construcción de otro monumento a la corrupción, la famosa Estafa de Pus (Estela de Luz) que generara un escándalo mayúsculo por lo descarado del saqueo al erario durante la administración pasada. Nada sucedió entonces y les garantizo que nada sucederá con el socavón del libramiento de Cuernavaca, con todo y sus dos inocentes víctimas, cuya única culpa fue levantarse temprano para ir a buscar el sustento de sus familias pasando por el lugar y la hora equivocadas. Igual nada pasó con ABC y con Ayotzinapa. No faltarán los típicos chivos expiatorios que servirán para salvar el pellejo de los encumbrados y verdaderos responsables”. ¿¿¿“Salvar”??? ¿Tú crees que se pueden “salvar” de ese karma horrendo los responsables de esa espantosa tragedia de dos (padre e hijo) ahogados en lodo sin deberla ni esperarla? ¿No pasa nada cuando pasa todo? ¿Pero en qué universo creen que vivimos? Burlar el oprobio terrenal, se puede. Evitar las consecuencias cósmicas, no. Pero, bueno, ellos creen que ya la libraron.

LIBERTAD: CUÁNTOS CRÍMENES…

“Las figuras y los eventos públicos son casi siempre fraudulentos en alguna medida. El Día de la toma de la Bastilla en Francia no es la excepción. Se le festeja como un hito de la libertad. Pero la toma de esa prisión por los revolucionarios el 14 de julio de 1789, liberó sólo a siete miserables pervertidos. Luego siguieron miles de muertes durante el sangriento periodo de siete meses conocido como ‘El Terror’, y luego los 5 millones de muertos que causaron las guerras napoleónicas. Por algo decía Tomás Jefferson: “El árbol de la libertad debe ser regado de vez en cuando con la sangre de los patriotas y de los tiranos”.

KON-TIKI

Este queridolector sugiere un aspecto humano esencial pero encubierto por la pudibundez de la época: “O mai gad! ¿Más de 100 días en una balsa? Wao! Me late que, cuando menos, 90 fueron aburridos. Y ni una mención a una compañera de viaje sin duda ubicua y muy activa en ese grupo de hombres jóvenes y solos: doña Manuelita”. La masturbación, pues. ¿Por qué suele ignorarse el flanco sexual, crucial en la experiencia humana?

BARCA DE ORO

Me dice el Manuel: “Mi tatarabuelo se aventuró al Nuevo Mundo tras la revolución fallida de 1848 en Alemania (que buscaba acabar con el régimen de la nobleza, establecer un parlamento, la libertad de prensa y la de opinión). Partió de Hamburgo a Nueva York. Después, en 1850 se aventuró a California buscando oro. Tomó la ruta Brownsville-Durango-Mazatlán para esperar barco hacia San Francisco y allí encontró, en Mazatlán, a su pareja Mariana. De ahí venimos los Lemmen Meyer, ahora dispersos en Suiza, México y Estados Unidos. ¿A qué llamarle ‘casa’? No lo se... tengo tiempo para pensarlo. Ya encontraré mi Barca de Oro”. Mi historia genealógica (de GF) es similar. Mi bisabuelo Johann Christopher salió de Frankfurt en 1860… Se casó con Inés Carrillo en Mazatlán en 1868 (aunque hay rumores de que dejó alguna semilla genética sembrada atrás, en Tabasco, entiendo) y murió como Juan Cristóbal Färber (decía mi abuela que su sepelio fue el más concurrido que Mazatlán había conocido nunca). Por lo demás, todos nosotros –humanos y cucarachas, pulpos y bugambilias, santos y diputados- vamos en esta Barca de Oro llamada Tierra. Sería mejor que todos compartiéramos en armonía esta esférica casa común, pero la historia demuestra que somos una especie demasiado rijosa y preferimos mantenernos en conflictos permanentes. Y ahora, con juguetitos nucleares a nuestra disposición, los momios se inclinan más que nunca en contra nuestra. Merecidamente, quizá.