Sarcasmos

Un demagogo es alguien que predica ideas que sabe son erróneas, a públicos que sabe son idiotas.

BALACERA EN LAS VEGAS

Me dice el Erny: “En mis aventuras hoteleras, trabajé en la recepción de diferentes hoteles: Motel Playa del Rey (Mzt,1965, 1969) Hotel de Mendoza (Gdl 1970); Hotel De Cima (Mzt 1972), Hotel Camino Real Cabo San Lucas (1973), Hotel Plaza International (Tucson AZ 1974), Hotel Camino Real Mazatlán (1975), Hotel Hyatt Regency Acapulco (1985-86), Hotel Sahara Inn (Phx AZ 1992), Hotel JW Marriott (CDMX 1996-97). Y en todos estos hoteles JAMÁS permití que un huésped se colara con una ‘hooker’ a la habitación. ¿Pero al matón de Las Vegas le permiten en el hotel Mandalay meter 10 rifles y kilos de munición? Se habría divertido mejor con 10 ‘hookers’ en la habitación”. En fin, me imagino cómo fue la llegada del dizque matón masivo (Stephen Paddock, 64 años, blanco caucásico, originario de Mesquite, Nevada, quien NO tenía antecedente penal alguno y resultó, como en tooooodos esos casos, muerto, how convenient):

Recepcionista del hotel: “Bienvenido al Mandalay Bay Hotel, Mr. Paddock. ¿Y su equipaje?”

Mr Paddock: “Sí, ahí está. Son esas seis maletas, una con ropa y cinco con municiones. Las ametralladoras calibre 50 están en el estacionamiento, en dos cajas grandes, azules. ¿Me las pueden subir al cuarto y mandan alguien que me ayude a montarlas en el balcón?”

Recepcionista: “Por supuesto, Mr. Paddock. Las subiremos por el montacargas. Las tendrá en su habitación en media hora. El mecánico llegará en una hora más; ahorita está ocupado dando mantenimiento a las calderas. Aquí tiene su llave, piso 32, Mr. Paddock. Bienvenido y que disfrute su estancia”.

Mr. Paddock: “Gracias, pienso divertirme de lo lindo. Ah, y mándeme un par de botellas de champaña bien frías para brindar mientras me harto de dispararle a la gente bonita que se va a reunir hoy en la noche aquí abajo, al otro lado de la calle, a oír el concierto”.

Recepcionista: “Desde luego, Mr. Padock. En seguida sube el mesero”.

REGINA

Me llega esta consigna: “2 de octubre no se olvida. Se perdona... ¡pero no se olvida!” O sea, no te hagas tarugo ni te andes con medias tintas: si no lo olvidas, es que no lo has perdonado. A lo mejor tienes razón en seguir encanijado o triste o lo que sea, pero lo que no se vale es que te hagas el buenito… pero no del todo.

CHESS

El contador Carlos Guereca me aclara el punto: “Lo que se celebró en Tbilisi, Georgia, fue La Copa Mundial FIDE 2017. El Campeonato Mundial de Ajedrez se celebra por diciembre de cada año. El de 2016 se celebró en New York y repitió como Campeón del Mundo el noruego Magnus Carlsen. En Georgia efectivamente no tuvimos ningún jugador mexicano y tristemente nunca lo veremos, así como México jamás será campeón del mundo en futbol soccer, porque matemáticamente es imposible”.

AYUDA A DAMNIFICADOS

Me dice el Julio: “Acá en Nueva York existe una monja de Puebla, la hermana Julia, que desde la iglesia de San Jerónimo, en el Bronx, ha recaudado containers y containers de ayuda para los damnificados de los sismos. La conocí el otro día en el sótano de la iglesia, que parece un Walmart. La hermana consiguió que Aeroméxico y una organización local que se llama ‘Mecenas’ le donen tractocamiones y vuelos. Es notable la buena labor que ha hecho y sigue haciendo. En el Consulado de México en NY la adoran”.

¿LA GUERRA ES UN ARTE?

Me dice el Rodrigo, con su habitual contundencia: “La guerra es un arte desde que así la definió Sun Tzu hace 2,400 años.” Wikipedia: El arte de la guerra (chino simplificado: 孙子兵法, chino tradicional: 孫子兵法, pinyin: Sūn Zǐ Bīngfǎ, literalmente ‘Arte de la guerra de Sun Tzu’) es un libro sobre tácticas y estrategias militares, escrito por Sun Tzu (Sūnzǐ), un famoso estratega militar chino.