top of page

Generoso

Última llamada


Slim generosamente ofreció reparar el tramo del metro que su empresa construyó y se cayó. Muy extraña su respuesta porque según él todo lo hicieron bien pero igual pagaría. Hmmmm. Dijo que él y funcionarios de alto nivel se subieron y el metro transportó muchos millones y no pasó nada y un buen día, las fallas de la construcción ya no aguantaron y se derrumbó causando 26 muertes. Las construcciones se caen por muchas causas, una de ella son fallas estructurales que se deterioran con el tiempo. Pagar por lo mal hecho es una obligación, no puede manejarse como concesión generosa.

No queda claro porque si su trabajo está muy bien hecho (Slim dixit), acepta pagar por repararlo, pero sería bueno que así como no va a cobrar la reparación de su estropicio debería indemnizar a los muertos y heridos, a ver si hasta allá llega su generosidad.

Las malas lenguas especulan sobre posibles concesiones del presidente para sacarle el costo de la reparación, cosa que no pasará de chisme, porque de ser cierto ninguno dirá nada al respecto.

Es posible que Slim pague para cerrar la posibilidad de litigio en México y AMLO ya se lanzó contra el despacho de abogados en Estados Unidos que han olido dinero y se lanzan con las fauces abiertas contra quién puedan. En Estados Unidos les dicen perseguidores de ambulancias.

A Slim el desaguisado ya le costó en la bolsa 8 mil millones de pesos, que financieramente pueden no implicar mucho porque es pérdida en papel, pero sin duda que su reputación ya quedó manchada, pero para la moral de los capitalistas, puede ser pecata minuta.

Slim presiona política para acaparar todo lo que puede, le cierra el camino a las empresas pequeñas y medias, y al final hace trabajos chafa.

La verdad es que no es que Slim sea generoso, está pagando por no cumplir con trabajos de calidad y tuvo que ser presionado desde las alturas del poder para cumplir con su responsabilidad.

Commentaires


bottom of page