top of page

Hacia el 2024

Samuel Schmidt

Toda la política es local. Esto que parece una formulación de cliché tiene una gran validez y nos da pistas sobre ciertos escenarios. Un reto consiste en entender de que manera lo local se convierte en nacional.

En las elecciones de gobernador de 2016 el compromiso nacional para aprobar la reforma energética propició que cinco estados le fueran adjudicados al PAN para lo cual se recurrió al fraude electoral. El acuerdo también incluyó remuneración monetaria.

Las condiciones actuales son diferentes. El gobierno no necesita arreglos de ese tipo y puede navegar aún sin la aprobación de su agenda constitucional. Por otra parte la alianza del PRIAN con la ultraderecha y otras fuerzas no garantiza el triunfo electoral ni existen las condiciones para realizar el fraude, aún más, el gobierno podría tener la capacidad para detener el fraude y en el INE podría haber reacciones en contra del mismo. En el 2016 el INE fue omiso ante acusaciones de dinero ilegal en Quintana Roo y no se dio cuenta, o volteo la mirada ante el mega fraude.

De los cinco Estados con fraude en 2016, el PAN logró retener la gubernatura de Chihuahua en 2021, sin embargo en Quintana Roo, Durango y Tamaulipas, las encuestas le dan una mayoría decisiva a MORENA, lo que muestra una elevada posibilidad de que gane la elección, igual podría suceder con otros dos de los estados en pugna, y el PAN ya reconoció que no ganará en esos estados y que posiblemente gane de nuevo en Aguascalientes. El PRI va muy abajo en las encuestas y el PRD prácticamente ha desaparecido aunque busque redefinirse ideológicamente, lo que nunca ha sido su fuerte.

MORENA tiene actualmente 16 de las 32 gubernaturas, gobierna a 46% de los mexicanos, seguido por el PRI con el 21%; del PAN con 18%; de Movimiento Ciudadano con 11% y del Verde Ecologista con 2%, si gana cinco de las seis gubernaturas en pugna sumará 21 y la gran mayoría del país. Se abre la posibilidad de que le arrebate al PRI las gubernaturas de Coahuila y el Estado de México en el 2023.

Las encuestas del 2022 muestran una posición sólida de MORENA y ni la oposición unida tendría la posibilidad de ganar. Una encuesta de México Elige compara a Ebrard con Anaya y Colosio, Ebrard se lleva el 53.1% de los votos, Anaya 24.7% y Colosio el 10.3%. Comparando a Ebrard con Colosio, Marcelo baja a 52.9% y Colosio pierde 3.3% de la suma con Anaya y llega a 31.7%. Enkoll coloca en las preferencias brutas al PAN con 14 puntos, al PRI con 10 y a MORENA con 39. Massive caller S.A de C.V. presenta una preferencia de voto por MORENA-PT-VERDE del 53.1%, PAN-PRI-PRD del 25.3% y MOVIMIENTO CIUDADANO del 4.4% (Palacio Nacional 2024, 29 de noviembre 2021), cercano a México Elige.

Dicen que las encuestas son un retrato inmediato de la realidad y que la realidad puede cambiar, ambas aseveraciones son correctas. La falla está en que hablamos de encuestas usualmente manipuladas que reflejan lo que opina quién paga y registran sesgos de diverso grado. Segundo, las realidades cambian pero no de forma lineal, se pueden modificar inesperadamente en direcciones inesperadas y mantenerse sin mayor alteración.

La guerra sucia y la oposición de la oligarquía fracasaron en su intento por tirar al gobierno y ni siquiera lo han logrado debilitar. Las elecciones de 2021 fueron su gran fracaso porque fuera de perder algunas posiciones en el congreso, MORENA incrementó su posición de gobierno en los Estados y los municipios. Se puede suponer, que ese apoyo electoral se mantendrá en 2024.

Parece evidente la escasez y pobreza de los candidatos de la oposición, y la especulación o deseo sobre el posible desprendimiento de políticos de MORENA (Monreal) hacia Movimiento Ciudadano, partido que ya anunció que va solo en 2024. La oposición necesita más que una plataforma de paralización del gobierno y una campaña sucia que no supera las redes sociales y no penetra al grueso social, y por supuesto, requiere candidatos sin cola que les pisen y que representen una visión positiva y creativa para el futuro del país.

Se puede suponer que una distancia superior a los 20 puntos pueda parecer irremontable, a menos que haya un evento catastrófico para MORENA, el que el presidente tendrá que evitar.

Entre los elementos que permiten especular sobre la continuidad de MORENA en el poder, esta el elevado nivel de aceptación de López Obrador y la posibilidad de que el gobierno termine sus obras icónicas a tiempo para la elección porque mostraría que esos gobiernos cumplen aún en contra de la oposición de empresarios.

Típicamente los gobernadores operan las elecciones y podrían garantizar la elección de 2024. De cumplirse este escenario ganará quién sea el candidato de MORENA, el reto entonces es desanimar a los perdedores que intenten buscar otras opciones partidistas. ¿Se disciplinarán los perdedores? Esta es una dimensión que está por verse.

Comments


bottom of page