top of page

“TERMOSTATO”

ESCRITA POR DANIELA SCHMIDT

BASADA EN UN ARGUMENTO DE SERGIO UMANSKY


PERSONAJES


MARGARITA

MAX


ACTO ÚNICO


Es de noche. En una terraza, volada sobre un valle nevado, el jacuzzi de una imponente casa de arquitectura contemporánea, minimalista, construída en la cara oculta de la montaña de un pueblo de ski de ultra lujo en Colorado. El jacuzzi, que burbujea frenéticamente, en la esquina izquierda, metido a ras del suelo, con luces de color azul iluminando el fondo. La nieve lo cubre todo alrededor. Se escucha “You are my destiny” de Paul Anka en las bocinas de la terraza. Al fondo, unas enormes puertas corredizas se abren sobre la sala de la casa. Al lado izquierdo de la terraza hay una escalinata de servicio que lleva hasta la carretera. Al lado derecho hay una reja de donde se vislumbra un camino descendente que lleva a un lago congelado.

En la pared, junto a la puerta izquierda, un termostato marca, por un lado, la temperatura del agua del jacuzzi y, por otro, la del exterior.


En el jacuzzi está MARGARITA, 25 años, una joven muy atractiva e inocente. Es de buen corazón y está como niña en feria. No conocía la nieve y nunca había estado ni cerca de semejante lujo.


(Saliendo como torpedo de debajo del agua).

MARGARITA: (Maravillada y para si misma) Se oye la música debajo del agua. ¡Max! ¿Qué haces? Ven a oír esto.


Del interior de la casa:


MAX: ¡Ya voy preciosa!


MARGARITA se recarga en la orilla del jacuzzi y mira el horizonte.


MARGARITA: Y a ver esto. Las luces del pueblo parecen el cielo al revés. ¡Ah! Esto es un sueño. Está hirviendo el agua, ¿no habría manera de ponerle un poquito más fría?


Del interior de la casa aparece MAX (45), un señor guapo, con clase, porta un traje de baño muy a la moda, pegado tipo short. Trae consigo una botella de TEQUILA, caballitos y copas con champaña. Lo pone todo en una mesita de metal junto al jacuzzi.


MAX: No tengo idea cómo funciona ésta casa, cuando venía de niño era una casa normal, ahora todo está automatizado (metiéndose al agua muy despacio de lo caliente que está), Aarón me dijo: (Imitándolo) "Papá, le prendes al switch amarillo, cierras bien las puertas para que no se salga la calefacción y se secan antes de entrar por favor".


MARGARITA: Se nos van a poner los dedos de viejito… pero qué importa. ¡Qué lugar!


MARGARITA voltea a admirar todo lo que hay a su alrededor.


MARGARITA: Me recuerda un deseo que pedí cuando cumplí 12 años.


MAX saca la mitad del cuerpo del jacuzzi y alcance los limones


MAX: ¿Qué pediste?


MAX corta los limones

MARGARITA: Mi papá se había largado con una fulana unos días antes. Mi mamá se había dedicado a llorarle noche y día. Y a tirar todas sus cosas y lo que le recordara a él, a la basura pero se le olvido una postal de ellos dos abrazados frente a la casa, felices. Cuando estaba a punto de soplar mis velitas alcé la vista y la vi y pedí que, si algún día me sentía más feliz que mi mamá en esa foto, en una casa más bonita que aquella y con un hombre más guapo que mi papá entonces que mi vida se congelara ahí para siempre.


MAX le entrega su tequila y levanta su copa.


MAX: Tú y yo nacimos para encontrarnos. Yo soy tu esclavo y voy a seguir cumpliendo todos tus deseos. Es lo único que quiero.


MAX Y MARGARITA se besan como dos enamorados pero son interrumpidos por un teléfono dentro de la casa.


MARGARITA: (Imitando su propia voz de operadora) Licenciado Chavez tiene una llamada por la dos. (Lo besa).


Se besan apasionadamente. Sigue sonando un teléfono.


MARGARITA: No contestes. (Lo besa)


MAX: (Separándola) Tengo que. No tardo, lo juro. ¿Quieres algo de adentro?


MARGARITA: ¡Ash! Mi cel para tomar unas fotos.


MAX sale del jacuzzi y entra a la casa. Contesta.


MAX: Bueno. Muy bien. Aquí ya va a empezar la ceremonia. No, está castigado. Hasta que yo regrese. Yo también. Mucho. Tengo que irme. Si. Igual. Bye.

MARGARITA se arregla la parte de arriba del bañador. MAX regresa corriendo a meterse al agua, pero antes cierra las puertas corredizas.


MAX: (Mirando el pecho desbordado de MARGARITA)¿En qué me quedé?


MAX se acerca para besarla pero ella lo detiene seria.


MARGARITA: Espérate, tengo que decirte algo.


MAX: Qué pasa?


MARGARITA: Estoy…


Silencio


MAX: Qué…? (Angustia).


MARGARITA: Oficialmente…


Silencio


MAX: Oficialmente…¿qué? No me digas que ya te…


MARGARITA: Oficialmente…


MAX: ¿Embarazada?


MARGARITA: Oficialmente…enamorada de ti. (Se ríe y lo abraza).

MAX:(Aliviado) Ah!

MARGARITA: (Riéndose de su propio chiste) Te dio frío, verdad? No, ya en serio, soy tuya, oficialmente en este momento y para siempre.

Ella lo va a besar pero MAX se sale repentinamente del jacuzzi y se tira en la nieve.


MARGARITA: ¿Estás mal de tus facultades mentales, o qué?


MAX: Así le hacen los vikingos en Finlandia. Corre ven. Un minuto.


MARGARITA sale del jacuzzi y se acuesta junto a él. Permanecen ahí un minuto. MARGARITA mueve sus brazos como alas.


MARGARITA: Soy un ángel.


MAX: ¡Ya! Listo.


Corren de regreso al jacuzzi


MARGARITA: ¡Ay, esta hirviendo!


MAX: Quema delicioso.


Se ríen. Son felices.


MARGARITA: ¿Qué es esto? (Sostiene la palma de la mano frente a sus ojos). ¿Está nevando? (Observa fascinada a sú alrededor).


MAX: Saca la lengua.


La nieve cae sobre sus lenguas. Un rayo de infantil ternura atraviesa sus rostros.


MARGARITA: No podría ser mas perfecto. Gracias Max. Estamos en una postal.


MAX y MARGARITA se besan como poseídos por una fuerza sobrehumana. Se arrancan los trajes de baño. Es una perfecta

postal de pasión. De pronto: ¡Fúm! Se va la luz. Se apaga el jacuzzi, la música...


OBSCURO TOTAL


MAX y MARGARITA hacen el amor en la obscuridad total.

MAX recarga su cabeza en la orilla del jacuzzi mirando las estrellas.


MAX: Ven aquí junto a mí. (Ella se acerca. Se incorpora). ¿Sabías que cuando vés una estrella estás viendo el pasado?


MARGARITA: ¿Cómo?


MAX: Las estrellas están tan lejos que, cuando se mueren, en la tierra tardamos millones de años en enterarnos. Muchas de esas estrellas ya no existen.


MARGARITA: ¿Cómo un espejismo?


MAX: Como un último suspiro, el flamazo, antes de morir.


Silencio

LA LUZ DE LA LUNA ILUMINA LA ESCENA.


El termostato marca la temperatura exterior: -7ºC, jacuzzi: 30ºC


MARGARITA: (Titiritando) Como que el agua ya no esta tan calientita. ¿Nos metemos a la casa y prendemos la chimenea?

MAX: Perfecto. Voy a ver si encuentro la caja de los fusibles, a lo mejor se fundió uno. (Sale del jacuzzi. Busca su traje de baño entre la nieve. Lo encuentra, se lo pone). !Ay¡


MAX y MARGARITA se apuran por sus toallas.


MARGARITA: Está helada.


MAX: Normalmente se dejan adentro.


MAX intenta abrir la puerta pero... MAX aplica mas fuerza pero...


MAX: No abre.


MARGARITA: ¿Cómo qué no?


MARGARITA lo intenta. Nada.


MARGARITA: ¿Es eléctrica?


MAX se apura por el cuchillo.

Intenta meterlo en la ranura que encuentra en la puerta. El frío hace que las manos le tiemblen sin control. Se pica con el cuchillo. Sangre.


MAX: ¡Puta madre!


MARGARITA le toma la mano. Intenta revisarsela.


MARGARITA: ¿Estás bien, amor?


MAX le quita la mano.


MAX: Me estoy congelando, carajo. Vamos al jacuzzi.


MAX y MARGARITA se meten correindo al jacuzzi. Dejan las toallas tiradas en la nieve.


MARGARITA: ¿Qué hacemos? ¿Le hablamos a los bomberos ó a la policía?


MAX: No tiene caso hacer un escándalo. Va a regresar de un segundo a otro...No te preocupes.


MARGARITA: ¿Y si no?


Silencio


MAX y MARGARITA se sumen en sus pensamientos.


OBSCURO TOTAL

El termostato marca la temperatura exterior: -9ºC, jacuzzi: 25ºC


MARGARITA se ríe.


MAX: ¿Estas bien?


MARGARITA: Me hice pipí. Está calientito. Ven, acércate.


MAX: A ver. Ahi te va la mía.


Los dos disfrutan el efímero calor de la pipí.


MARGARITA: Max, tenemos que subir a ver si está abierta la puerta principal. Esto ya no está chistoso.


MAX: Son tres pisos Maggie, con la nieve hasta las rodillas.


MARGARITA: (Con desesperación)¿Que no hay un mozo ó una sirvienta que nos abra?


MAX: Le pedí a Arón que les diera el fin. ¿No era lo que querías, estar completamente solos?

MARGARITA: Lo que queríamos, ¿no? Por favor llámale a Arón, debe baber una forma de abrir.


MAX empieza a recorrer la circunferencia del jacuzzi buscando algún boton.


MAX: La esposa de Arón es la dueña del kinder de mis hijo, si sabes no? porque...


MARGARITA:¿Y eso qué? Yo pensé que ya todo mundo sabía que te estabas separando.


MAX: Tú ingenuidad me mata.


MARGARITA: ¿Sabes que? Me vale madres. Pásame mi teléfono.


MAX: ¿A quién le vas a hablar?


MARGARITA: (Ordenándole) ¡Dame mi teléfono!


MAX busca el teléfono a su alrededor.


MAX: ¡Puta madre! Se me olvidó.


MARGARITA: ¿El tuyo? (Silencio) ¡Bien!


MARGARITA sale del jacuzzi presa de espasmos.


MARGARITA: ¿Y mi toalla?


MAX le avienta la toalla empapada.


MARGARITA: Tu sensibilidad me mata.


MAX : Sin escándalos Maggie, acuérdate.


MARGARITA: Eres un cabrón. ¡Mentiroso!


MARGARITA: (Temblando de coraje, de frío). Tiene que haber una ventana, una puerta… Voy a ver si encuentro un... ó un... un... (El castañeo de los dientes le impide terminar la frase ).


MARGARITA sale. MAX se queda solo. Un gruñido de la tierra se escucha proveniente de la montaña. Sus ojos se llenan de pánico


OSCURO TOTAL


El termostato marca la temperatura exterior: -11ºC, jacuzzi: 19ºC


LA LUZ DE LA LUNA ILUMINA LA ESCENA.


A partir de estde punto el frío es tal que MARGARITA y MAX no pueden hablar ni moverse con normalidad. Todo es castañear de dientes, mandíbulas trabadas y violentos estertores corporales.


MARGARITA haciendo acopio de la poca energía que le queda para sobrevivir, sale del jacuzzi, toma la mesa de metal y la avienta contra las puertas corredizas. El golpe hace mucho ruido pero el vidrio queda intacto.


MARGARITA: ¿Por qué no se rompe esta pinche puerta?


MAX: Deben ser antiavalanchas.


MARGARITA lanza contra la puerta corrediza cuanto encuentra a su paso. El estertor de su cuerpo le impide atinar en el blanco. Encuenttra la botella de tequila, la avienta, explota, pero la puerta no se rompe.

Fuera de sí, comienza a dar vueltas al rededor de la terraza.

MAX sale del jacuzzi y la ataja.


MARGARITA: ¡No me toques!


MAX la agarra como puede y la mete al jacuzzi con fuerza.


MAX: Quédate en el agua ó te vas a congelar. Ahora encuentro como abrir.


MARGARITA: ¿Qué esperas? Muevete. Pero mucho. Pero ya.


MAX se queda pasmado. No sabe que hacer.


MARGARITA: ¡Auxilio!


MAX: ¿Para qué gritas? Nadie te va a oír.


MARGARITA: Voy a caminar al pueblo.


Intenta salirse del jacuzzi pero MAX la retiene con fuerza.


MAX: Estás loca. Esta a 10km de aquí.


MARGARITA: A lo mejor me encuentro a alguien en el camino.


MAX: No vas a ningún lado (La detiene con mas fuerza).


MARGARITA: ¡Ayuda! ¡Auxilio¡ ¡Por favor!


MAX: ¿Qué ganas con gritar? Me vas a volver loco.


MARGARITA: ¿Qué gano? Por lo menos sacarte de tu disfraz de hombre perfecto.


Este cometario hiere a MAX en lo profundo.


MAX: El lunes es su cumpleaños de mi hijo y lo dejé castigado.


MARGARITA: Eres una basura de ser humano. ¡Ah! Mis dedos, no los puedo mover. No sé quién eres.


MAX: Cállate ya. No te hagas pendeja. Tú sabías como estaban las cosas desde un principio. Tu querías tener una aventura conmigo a pesar de mi familia.


MARGARITA: Te equivocas. Yo estaba enamorada de ti.

Me estoy congelando. Por tu culpa. No me quiero morir así. Te odio. Te odio. Te odio.


MAX sale del jacuzzi y se apoya contra la puerta corrediza, desesperado. De pronto parece comenzar a recordar algo:


MAX: (El castañeo de dientes es incontrolable) De niños... espiábamos a... mamá de Arón…por un domo en el techo….


MARGARITA: ¿Un...? (Un estertor convulsivo la sacude).


MAX usa la mesa de metal para escalar por la pared. Al llegar arriba:


MAX: Un domo.

Rebasado por la emoción, intenta llevar su pierna hasta el techo de un solo movimiento pero el entumecimiento se lo impide, resbala y...


OBSCURO TOTAL


Regresa la luz. Se enciende el jacuzzi. "You are my destiny" de Paul Anka suena otra vez en la bocinas.



MAX tirado en el suelo, sus ojos abiertos. La sangre fluye de su cabeza.


MARGARITA lo observa.


MAX: Ayúdame, por favor.


MARGARITA lo mira directamente a los ojos, inmóvil. Lo observa convulsionar hasta que deja de moverse.

Se arrastra como puede hacia la puerta corrediza. Se pone de pie con gran esfuerzo. Abre la puerta cuando:

MAX se levanta y la toma por el cuello estrangulándola. MARGARITA intenta liberarse. Ve el cuchillo en el piso. Se estira para tomarlo pero no alcanza. Se estira mas, por fin

logra agarrar el cuchillo y se lo clava en el pecho a MAX. La sangre corre por todas partes. MAX no suelta a MARGARITA hasta matarla.


OBSCURO TOTAL


El termostato marca la temperatura exterior: -13ºC, jacuzzi: 10ºC


LA LUZ DE LA LUNA ILUMINA LA ESCENA


MAX y MARGARITA yacen al pie de la puerta, muertos, ensangrentados, congelados.



FIN

Comentarios


bottom of page